Imposible las madrugadas en el centro del pueblo de Mayagüez

admin

Por: Gladys Guerra Arcelay

En enero del 2018, el Periódico Visión publicó un reportaje acerca de lo que sucede en el municipio de Mayagüez después de las dos de la mañana, en áreas donde se supone aplique la ordenanza municipal, conocida normalmente como toque de queda. Para ese entonces, comerciantes y residentes se quejaron de que luego de cerrar los comercios, las personas se quedaban merodeando por las calles, que se supone estuvieran desalojadas para que los vecinos pudieran descansar.

Éstos hacían ruido, bebian y ensuciaban la propiedad privada y pública. Poco después, cubrimos las acciones remediativas del gobierno municipal, que incluyeron traer una nueva flota de vehículos para uso de la Policía Municipal, con la intención de atajar este problema y otros relacionados a la violencia.

Sin embargo, la semana pasada, PeriódicoVisión obtuvo confidencias de parte de los residentes y comerciantes de la zona, de que esta problemática no se ha resuelto, sino que ha empeorado. Según nos informaron fuentes que no quisieron ser identificadas, las situaciones ocurren luego de que los negocios cierran incumpliendo con lo que establece la ordenanza municipal.

Los clientes de los negocios en lugar de irse luego del cierre de estos, se quedan en las calles y sacan de sus carros bebidas alcohólicas para seguir consumiendo. La ordenanza garantiza el descanso de los residentes y visitantes de los hoteles del pueblo. También, se establece una hora razonable para que los comerciantes de bebidas alcohólicas no se vean perjudicados. Es decir, era un acuerdo en el que todos se beneficiaban, pero que desde hace tiempo se está incumpliendo.

Como resultado de estas acciones, los residentes no pueden descansar por las noches ni estar tranquilos con lo que sucede fuera de sus casas. Ésto es así, ya que las personas que incurren en este comportamiento, llevan lo que consumen, pero una vez lo terminan, lo dejan todo tirado en las vías públicas del pueblo. Los residentes se enfrentan al día siguiente la situación de que tienen que limpiar sus propiedades de los desechos de bebidas y hasta humanos que dejan en el umbral de sus casas.

Residentes y comerciantes, han comentado que los hoteles ubicados en el casco del pueblo se han visto afectados.Aparentemente, el alboroto de las personas que beben indiscriminadamente en las calles no es solo por el consumo de alcohol, sino que también incurren en la práctica del voceteo.
Es decir, que a las tres de la mañana, hay una serie de personas que se reúnen en el pueblo para beber y escuchar en un volumen alto música, que a veces es obscena. Ésto hace que la estadía de turistas se interrumpa en los hoteles, pues al no poder dormir cancelan sus reservaciones y se van antes de tiempo.

En estos momentos, los vecinos están preocupados por dos cosas. La primera, que hay permisos concedidos por la municipalidad para abrir nuevos negocios de bebidas y la segunda, que cuando llaman a la Policía municipal con estas situaciones, le contestan que no pueden ayudarlos porque no tienen personal suficiente para patrullar la zona. Los vecinos entienden que con un patrullaje preventivo luego de las dos de la mañana, los problemas mencionados podrían resolverse.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

‘Med Bike Rally’ edición 2019

Ciclismo es salud. Miles de ciclistas volverán a darse cita en Ponce para la celebración del ‘Med Bike Rally’ edición 2019. La octava edición del evento de ciclismo de Med […]

Suscríbete

%d bloggers like this: