Hospicio La Paz: un servicio paliativo

Por Viviana Tirado Mercado | Twitter: @VTiradoM

Cuando Doña Ana estuvo en el hospital, el doctor que la atendió la inscribió a los servicios de Hospicio La Paz de Arecibo. Un año después, Doña Ana está encamada y su hija Minerva Narváez Morales ha visto como bálsamo los servicios que ofrece el hospicio.

Doña Ana tiene cáncer en el pulmón y aunque no se “queja” de dolores, las úlceras han vestido su piel. La doctora que la atiende junto a la ama de llaves -provenientes de Hospicio La Paz- han menguado su cansancio, y también el de su familia.

“Mami ya se quiere ir. Está cansada. Puede comer cosas majadas, pero a veces no te abre la boca. Ella, afortunadamente, está consciente. Cuando va el capellán, lo escucha. Antes, decía que sabía más que un capellán que la iba a ver (ríe). Le hace compañía porque ahora está en otra etapa”, narró de forma tranquila, Narváez Morales.

Hospicio La Paz es un servicio paliativo para personas que tienen alguna enfermedad terminal. La filosofía del programa gira en torno a la dignidad del ser humano. “La filosofía de Hospicio La Paz, Inc. Se basa en ofrecer cuidado al paciente en un ambiente donde se respete su sentido de dignidad. Podremos coordinar junto al médico de cabecera el servicio de calidad a ser ofrecido al paciente en etapa terminal y a sus familiares en la comodidad de su hogar,” dicta la página de Internet de Hospicio.

Actualmente, Narváez Morales coordina el traslado de su mamá a su hogar. “Estar en casa de mami es un poco incómodo. Viajo todos los días a su casa y me quedo con ella, pero no me puedo quedar en el mismo cuarto que ella por el espacio. Una vez esté en mi casa con todo lo que necesita, podré estar con ella más cómoda”, dijo a Visión para explicar la razón haber buscado una cama de posiciones.

Entre las razones que expone Hospicio La Paz para atender a una persona que tiene alguna enfermedad terminal son: el dolor e incomodidad que pueda tener la persona con la condición, miedo y soledad en el proceso, preocupación sobre los familiares y amigos y ansiedad sobre la vida después de la muerte.
Si usted, un familiar o amigo necesitara los servicios del Hospicio, debe tener estos requisitos:

Tener expectativas de vida de aproximadamente seis meses o menos si la condición continúa su curso normal.
No ser un candidato para recibir tratamiento curativo. No desea recibir tratamiento curativo. Desea conservar una mejor calidad de vida durante los últimos días, semanas o meses que le resten por vivir. Anhela recibir soporte físico, psicosocial y espiritual. Desea que se le ofrezca apoyo emocional y espiritual y a sus familiares después de su muerte.

El programa ofrece 13 servicios tales como: médicos, enfermeros y enfermeras, asistente de salud, capellán, nutricionista ama de llaves, equipo médico, medicamentos, consuelo, telemedicina y ventilación mecánica. Están ubicados en 11 pueblos alrededor de toda la Isla.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.