Hombre que deambula en Camuy, necesita ayuda

La líder comunitaria camuyana, Cándida Torres, pide ayuda a la comunidad aledaña para ofrecerle atención médica a un hombre deambulante en silla de ruedas en el barrio Zanja de Camuy.
El hombre vive en condiciones críticas, tiene una pierna amputada, no se ha bañado en mucho tiempo, su pelo se convirtió en enredo y es considerado como paciente mental. Visión trató de acercarse para ofrecer su ayuda, sin embargo, existen momentos donde este hombre se vuelve violento y no permite la cercanía de las personas.
Según indicó la líder comunitaria, su nombre es Felipe Romero y explicó que “a él no lo ve ningún doctor y tampoco tiene una casa propia. Este hombre se moja bajo la lluvia, pasa el día afuera quemándose del sol, al sereno y necesitamos ayuda”.
El único familiar de Felipe es un hermano, que también tiene sus condiciones y que ha intentado ayudarlo, sin embargo, el hombre no le permite. Felipe sobrevive a cuenta de pan y café, es lo que pide frente a la cafetería que frecuenta.
“Estoy buscando a ver si el gobierno o el Departamento de la Familia hace algo con él. Que lo ayuden y le busquen un sitio donde se pueda bañar, donde le den comida y atención médica. La situación que tiene Felipe es crítica, tanto como en salud física, como mental. El pobre hombre habla disparates y se vuelve violento cuando alguien que no conoce le ofrece ayuda o comida, pues piensan que lo van a envenenar”, explicó Torres.
Cándida Torres, asegura que Felipe era una persona trabajadora, algunas de las tareas que realizaba era el recogido de verduras desde Isabela hasta Camuy. Sin embargo, desconoce de qué forma “perdió la cabeza” y ahora se ensucia la ropa, no utiliza mascarillas ni protección para la situación del COVID-19 y por las lluvias el sillón de ruedas ha tenido que ser reemplazado por la oxidación y la falta de mantenimiento.
“Es un paciente que necesita constantemente atención y sillones de ruedas que le sirvan. No tiene una pierna, se la cortaron, porque le cogió cangrena. Yo estoy luchando porque aquí hay un alcalde y agencias que pueden ayudarlo, pero todo ha caído sobre mí. Ya realicé pedí una cita con el alcalde Gabriel Hernández para discutir el asunto, pero aún no le hacen caso meritorio. No obstante, él conoce sobre su situación y el municipio no ha hecho nada al respecto. El pasado alcalde también conocía sobre esto y lamentablemente no me han ayudado”, comentó la mujer.
La líder comunitaria necesita ropa, zapatos, productos de higiene personal y de primera necesidad. Igualmente está en búsqueda de un barbero que desee prestar sus servicios para limpiar al hombre. Si usted desea ayudar a Felipe puede contactarse al (939) 247-8641.
La situación de Felipe ha alarmado a la comunidad, pues tienen miedo que algún día este hombre arremeta con la salud física de alguien, sea atropellado o pueda infectarse con el virus pandémico.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Pocos estudiantes en la reapertura escolar del norte

Muy pocos estudiantes han decidido volver a las aulas en las escuelas del norte de la isla. A pesar que el Departamento de Educación preparó […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: