Héroes sin capa mantienen limpio el país

No visten una bata, ni llevan un estetoscopio colgado del cuello. Tampoco cuentan con una placa o un vehículo policial a sus mandos. Pero ellos también son héroes en los tiempos del COVID-19.  Los que continúan trabajando para que nuestra ciudad esté limpia. Su cometido, retirar la basura de las calles, una labor de riesgo ante la presencia del virus.

Según Carlos Contreras, presidente de la compañía ConWaste, las medidas preventivas son fundamentales para realizar con seguridad un trabajo tan sensible durante la pandemia. Es por eso, que los vehículos se desinfectan diariamente y se le facilita al personal guantes, mascarillas desechables y gel desinfectante para que en las rutas puedan lavarse las manos. 

También se están organizando turnos escalonados, de esa manera el personal apenas coincide, se evitan las aglomeraciones y el riesgo se minimiza. Un protocolo que todos los que sirven respetan, no solo por su salud, sino también por la de su familia, “Desde el primer día nuestros muchachos han estado trabajando, hemos aprendido poco a poco de los riesgos de esta pandemia y nos hemos ido equipando. 

La gente ha sido agradecida con su labor, durante el confinamiento, los residentes salían a llevarles café o desayuno, como muestra de agradecimiento. Pero por seguridad y para minimizar el contacto, muchos se lamentaban no poder aceptarlos, es por eso que se tuvieron que ajustar los horarios. Ahora las rutas comienzan alrededor de las 2:00 de la madrugada y son completadas a eso de las 8:00 de la mañana”, expresó el presidente de ConWaste.

El coronavirus no solo ha modificado la forma de trabajar del servicio de limpieza. Sino también influye en otros aspectos relacionados con la cantidad del recogido de basura.

Debido al cierre de negocios, los desperdicios en el casco antiguo han disminuido considerablemente. Sin embargo, no así en los hogares, donde ha habido un aumento desde el comienzo de la cuarentena.

 Mientras, que en los hospitales los residuos en contacto con COVID-19, así como aquellos derivados de la desinfección de instalaciones como guantes, mascarillas o batas se consideran junto a los desperdicios biomédicos. Quienes recogen esos desperdicios utilizan un equipo de protección diferente.

Contreras señaló que el confinamiento ha provocado un aumento de un 15% en la cantidad de basura generada por los puertorriqueños. Mientras que la industria del reciclaje se ha visto afectada. El sector, que normalmente tiene grandes desafíos, ahora suma las dificultades presentadas por el COVID-19, afectando desde la recolección de residuos, la falta de materiales para la industria y el aumento del consumo de los plásticos de un solo uso.

La limpieza de una ciudad es una de las bases para evitar enfermedades. Sin embargo, los ciudadanos pueden colaborar para la protección de los profesionales encargados de los servicios de recogida de los residuos sólidos y de los seleccionados para su reciclaje. Para eso solo es necesario un buen cerrado de las bolsas de basura y que sean depositadas en los contenedores. De igual manera el depositar guantes y mascarillas dentro de contenedores con bolsas.

ConWaste ofrece servicios en San Juan, Carolina, Fajardo, Ponce, Coamo, Santa Isabel, Juana Díaz, Mayagüez, Arecibo, Naranjito, Lares, Cabo Rojo y San Germán.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

GUARDIA NACIONAL ANUNCIA 12 LOCALIDADES PARA REALIZAR PRUEBAS DE COVID-19

La Guardia Nacional de Puerto Rico, en apoyo al Departamento de Salud, se encuentra operando 12 facilidades regionales dónde se está realizando la prueba molecular […]
%d bloggers like this: