Héroes de María: Residentes del Cotto salvaron vidas durante el huracán

Por: Viviana Tirado Mercado • Twitter: @VTiradoM

Cuando el huracán María azotó a la Isla el 20 de septiembre de 2017, un grupo de personas del barrio Cotto de Arecibo salió a salvar vidas: las vidas de las personas de las parcelas Luis Rodríguez Olmo.

Allí, las casas fueron sepultadas por el agua. Sobre 10 pies se logró registrar en algunas casas. El ciclón María golpeó a Arecibo por todos lados: inundaciones a consecuencia de lluvia, marejadas que destruyeron a las comunidades y el río Grande de Arecibo fuera de su cauce. Luis Valentín y Rolando Tirado, residentes del residencial Ramón Marín Solá, fueron parte de esos héroes anónimos que arriesgaron su propia vida para salvar la de otros. Ellos son solo algunos de los que quedan. Tanto mujeres como hombres que formaron parte del grupo de rescatistas ese día, se han marchado hacia los Estados Unidos.
Siguen allí. A un año de María. Los recuerdos aflojan y toca –en el mejor de los casos– balbucear.

“El grupo de rescatistas ve a las personas que estaban en los techos. Ya el agua había tapado sus casas. Ven a las personas alzando las manos, pidiendo auxilio”, relató Tirado, quien fue parte del equipo de la entrega de comida a la comunidad en medio del caos.
En lo efímero de la memoria, Tirado no recuerda como el grupo de rescatistas, en los que se encuentra Valentín, de 24 años y quien también es parte del equipo de rescate de Manejo de Emergencias, obtuvo un bote. No saben cómo dieron con el bote. Solo lo vieron. Decidieron tomarlo. “También consiguieron sogas, y las trajeron”, contó en tono de admiración Tirado.

Pero la hazaña no terminó ahí. Bajo los vientos le pidieron al administrador de Trina Padilla de Sanz que le diera alojo, pero según contó Valentín junto a Harry, rescatista de 30 años, el centro del residencial Trina Padilla no estaba apto para albergar a los damnificados. Así que “abrieron los apartamentos del residencial para que allí pasaran de forma segura el huracán. Lo importante es que salvaron vidas”, enfatizó por su parte Tirado.

Tirado, de 47 y quien fue testigo ocular y protagonista en alimentar a varias personas de la comunidad cuando la luz, y la comida escaseaban, opinó que “de verdad que fue algo impresionante. Es como una película y uno dice eso nunca nos va a pasar a nosotros…Aquí yo estaba ayudando a mi gente. La comunidad se unió de tal manera que la comida no faltó”.
“Para mí son unos héroes. Como estaba el tiempo y el río estaba descontrolado… pero son unos héroes. El río estaba alto y estaban arriesgando sus vidas para salvar otras”, opinó sobre los rescatistas.

“Algo impresionante, pero sobrevivimos”, finalizó Tirado.

El huracán María en Puerto Rico, el más poderoso que afectó a la isla en un siglo, tocó tierra borincana en categoría 4 de la escala Saffir-Simpson.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.