Helados de Lares rellenos de historia

Por: Taíra M. Barreto Canals

A manos frías se elaboran los famosos helados de la Heladería Lares, ubicada en el casco del pueblo. Las paredes del espacio lo decoran cuadros patrióticos, fotografías de Pedro Albizu Campos, banderas de Puerto Rico y recortes de periódicos con historia del país.
La Heladería se fundó en el 1968 por Salvador Barreto Soto, quien comenzó con los sabores tradicionales de chocolate, fresa y vainilla, pero luego le dio un giro creando sabores como helados de calabaza, arroz con habichuela, amaretto, maíz, zanahoria, mangó, piña, entre otros. Semanalmente se dan cita cientos de turistas nacionales e internacionales para probar estos sabores exóticos en el norte de la isla.
“Mi padre fue un amante a la patria y su tierra que lo vio nacer. A pesar de que estudio solo escuela superior, fue un historiador innato. Al amar tanto a tu patria y tener esos principios, pues siempre estuvo pendiente a su cultura y por eso quiso plasmar la historia en las paredes de su negocio”, comentó el dueño actúal e hijo del fundador, Alberto Barreto Peña.
En sus inicios como ayudante de su padre, Barreto Peña, pensaba que la idea de su progenitor era una locura en guardar y colgar los cuadros de historia y hasta dudaba de la creación de un helado de calabaza. Pero jamás pensó que dentro de esas paredes algún día recortarían y colgarían un titular como el de “Helados de Tierra y de Historia” o “Manos mágicas”, reseñando la fama de su Heladería.
“Mi papá logró lo que él quería, que su pueblo fuera reconocido por sus ideas. Logró llegar a nivel internacional, siendo su negocio pequeño, este lugar se convirtió en un lugar muy reconocido y, a veces, más reconocido que algunas grandes empresas”, añadió don Alberto.
A pesar de las altas y bajas que tuvieron que enfrentar después del huracán María, pudieron prosperar. Por otro lado, la Heladería Lares estuvo cerrada durante tres años luego de la muerte del fundador. A solo unos pasos de la Heladería inauguró durante este tiempo de duelo, la Heladería el Grito, no obstante, al reabrir sus puertas la tradicional Heladería Lares, su fiel clientela volvió a visitarla.
“Una persona tuvo la idea de montar una heladería porque sabía que ya existía una clientela que nos visitaba. Definitivamente, la competencia desleal es permitida en nuestro sistema y eso no lo podemos evitar. Nuestro negocio abrió y este lugar no es solo una tienda de vender mantecados, sino que se ha convertido en casa de la gente de este país. La Heladería no solo se visita meramente por la búsqueda de un mantecado, aquí encuentran alegría y el pueblo de Lares ya ve el negocio como un símbolo identitario”, explicó Barreto Peña.
Según don Alberto, en tiempo donde las empresas multinacionales han formado grandemente parte del comercio del país, considera triste la situación para los negocios locales en el país. Asimismo, agregó que aunque el Gobierno vea estas oportunidades como una estrategia económica o lucrativa “no ven que esta invasión de compañías extranjeras están acabando con nosotros, como pueblo y como país”.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.