Guerra de poder entre agencias por luz de La Hostos

Por: Gladys Guerra Arcelay

Aunque muchos piensan que toda la Isla está energizada y que el uno de los generadores fue cosa de algunos meses, la realidad es que todavía quedan espacios no resueltos. Espacios que por diversas razones todavía carecen de energía. Uno de ellos es la escuela superior Eugenio María de Hostos en Mayagüez. Esta todavía no está energizada y funciona con un generador que gasta unos $700 diarios solamente en combustible.

Según José Gilloty, un empleado retirado de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y quien se ofreció como voluntario para ayudar a resolver la situación, lo que sucede es que la estructura de la escuela requiere de un transformador específico de alta capacidad. Y no le corresponde a la AEE hacer las gestiones para cambiarlo, pues el mantenimiento de las escuelas está a cargo de otra agencia gubernamental creada para darle mantenimiento a las escuelas, la Oficina para el Mantenimiento de Escuelas Públicas (OMEP). Ante la situación económicamente precaria en la que se encuentran las agencias del país y la inmediatez para resolver la situación Gilloty se dio a la tarea de identificar lugares en el país donde se pudiera conseguir un transformador de la misma capacidad usado. Y encontró uno en desuso propiedad de otra agencia de gobierno: Puerto Rico Industrial Development Company (PRIDCO) o la Compañía de Fomento Industrial.
Según explicó el transformador estaba abandonado en lo que fueran las instalaciones de la fábrica Blue Bell en la Zona Libre de Mayagüez. Se le hicieron las pruebas necesarias y el transformador funcionó.

Entonces las oficinas correspondientes entablaron comunicación con las personas indicadas en PRIDCO para que de alguna manera transfirieran el mismo a la escuela, ya fuera a través de venta, cesión, donación u otro mecanismo permitido por las reglas establecidas entre agencias.
Gilloty indicó que en un principio PRIDCO no fue muy cooperador y varios sectores tuvieron que ejercer presión para que por lo menos miraran el caso. En este pulseo por llamar lograr la atención pasaron por lo menos dos meses. Luego de esos dos meses, por fin contestan de la agencia y piden una cotización por el transformador. Entonces comienza otro proceso burocrático para obtener el transformador. Mientras la escuela sigue funcionando con generadores a base de diésel, las agencias parecían estar avanzando con el traspaso y entrega del aparato. Gilloty explicó que la cotización ya estaba lista, pero que justo cuando el proceso iba a comenzar otra agencia de gobierno interfirió en el asunto y el proceso que se había logrado empezar con tanto esfuerzo se detuvo.

Esta vez fue la Agencia para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) quienes, según indicó Gilloty, asumieron jurisdicción sobre el asunto y aseveraron que ellos resolverían el problema. A ojos de este experto la solución de la nueva agencia no tiene ningún sentido, pues lo que proponen es comprar un generador nuevo de la misma capacidad del que necesita la escuela. Aunque en principio esto suena como una buena idea, el problema, dijo Gilloty, es que una compra como esa puede tardarse hasta un año y el transformador cuesta unos $100,000 por lo menos, cuando ya se identifico un equipo similar que ya esta en la Isla que se puede mover en cuestión de semanas y resolver el problema urgente de la escuela.

Ahora mismo no se sabe si AFI, OMEP y PRDICO están en comunicación para llegar a un acuerdo para resolver el problema. Mientras tanto la facultad y los estudiantes de la Escuela Superior Hostos de Mayagüez siguen trabajando bajo las condiciones que les permite un generador de energía que hasta el cierre de esta edición ya había consumido $40,000 en gastos de combustible y alquiler.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.