GLUTATIÓN: TU ALIADO CONTRA LAS CÉLULAS CANCERÍGENAS

Por Dra. María Judith Vázquez

Para aquellos que todavía no lo conocen, el glutatión es una proteína que producimos de manera natural y su función principal es proteger cada una de las células, tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Está compuesto por tres aminoácidos conocidos: la glicina, el ácido glutámico y la cisteína.
El glutatión se encuentra dentro de cada una de nuestras células. Esta increíble combinación lo convierte en el antioxidante más importante de nuestro cuerpo; por lo que científicos y expertos lo llaman el ‘antioxidante maestro’. La cisteína que contiene proporciona al glutatión su habilidad para realizar las siguientes funciones de vital importancia.
En primer lugar, el glutatión es necesario para fortalecer y regular el sistema inmunológico, ayudando también a producir anticuerpos. Es necesario para destruir células indeseables, como las células cancerígenas o células infectadas.
En segundo lugar, el glutatión es un agente desintoxicante que ayuda al cuerpo a deshacerse de las toxinas y los contaminantes, como los medicamentos, quimioterapias y mala alimentación. Desintoxica a través de la orina y de los intestinos. El hígado, los riñones y los pulmones son ricos en glutatión. Muchos químicos, metales pesados, metabolitos de los medicamentos, etc. que provocan el cáncer son eliminados de esta forma.
En tercer lugar, el glutatión le aporta a la célula un suministro constante de energía para llevar cabo sus múltiples tareas, específicamente esto se da en las mitocondrias. La mitocondria es como las baterías que proporcionan la energía para que funcionen las células, especialmente en pacientes con cáncer. Cuando estas se “calientan” por la abundante presencia oxidación celular, el glutatión interviene para “enfriarlas”.
En cuarto lugar, el glutatión es el antioxidante principal producido por las células, protegiéndolas de las agresiones que sufren cuando enfermamos, heredamos enfermedades, por exceso de radiación, por consumir medicamentos, por contraer infecciones, cuando nos accidentamos, fumamos y abusamos del alcohol.
Todo esto daña y destruye los componentes principales de las células (sus membranas y el ADN) en cuestión de microsegundos.
Debido a este carácter tan destructivo de las células cancerígenas, contar con los niveles adecuados de glutatión, nos ayudara a neutralizar estos daños.
Como médico y experta en el tema, te oriento sobre cómo puedes ayudar a tu cuerpo a elevar tus niveles de glutatión, sea por prevención o combinándolo con tus medicamentos de uso habitual. Escribe a inmunosalud2014@outlook.com o llama al (787) 833- 4677.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Terapia Ocupacional en la rehabilitación del paciente de COVID-19

Por: Rebecca Rodríguez Robles y Jessica Vega, Terapeutas Ocupacionales A terapeutas ocupacionales destacados en unidades de rehabilitación intrahospitalaria les corresponde, junto al equipo interdisciplinario, el […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: