Funerarios reaccionan a situación en Ciencias Forenses

Por: Taíra M. Barreto Canals

Encargados de diferentes funerarias de la región norte explican las situaciones económicas que enfrentan tras la tardanza de Ciencias Forenses en entrega de cuerpos y adjudican responsabilidad en descuido y falta de personal.

La encargada de la Funeraria Irizarry en Lares, Glorisel Borges, asegura que Forenses ha llevado una cadena de tardanzas que afecta tanto a las funerarias como a los familiares. Según Borges, existen muy pocos patólogos atendiendo la cantidad de cadáveres en el país. Además, explica que esto conlleva un problema financiero, ya que en ocasiones los cuerpos llegan descompuestos y el procedimiento de salubridad indica una cremación o un entierro directo. De esta forma queda nula la posibilidad de ofrecerle un servicio de velatorio a los familiares.

“Después del huracán eso ha estado bien difícil. Allí hay muy poco personal. Esto es una agonía para la familia porque ellos están a la merced de Forenses y nosotros pues nos quedamos atados de manos. No podemos realizar nada, porque hasta que Forenses no entregue el cuerpo, no logramos hacer nuestro trabajo. Forenses no le informa los detalles del cuerpo a los familiares, nosotros tenemos que encargarnos de explicarle por qué no puede ver el cuerpo de su hijo, madre, esposo o amigo”, indicó la encargada de la funeraria en Lares.

Asimismo, detalló que para el mes de diciembre tuvieron un caso donde el cuerpo tardó diecinueve días en llegar a la funeraria. Al llegar, los restos estaban en descomposición por lo que se enterró de inmediato. Borges recalcó que es una cadena de varios sufrimientos en especial el familiar, porque “la familia no puede despedirse, ni tener un tiempo de duelo, ni de aceptación. Todo ser humano necesita ese espacio para ver el cuerpo; entender que ya no estará y al no realizarle el servicio como de costumbre ese proceso no se completa.

Igualmente lo entiende el funerario, José Meléndez, de la Funeraria Eterna Luz en Barceloneta quien asegura que el proceso es más “doloroso” para los parientes. A pesar de que aún no han tenido la experiencia de tardanza de cuerpos, explica por qué existe la acumulación de cadáveres en Ciencias Forenses.

“La problemática en cuanto a Forenses es que reciben muchos cuerpos que no deberían llegar ahí. No importa la cantidad de patólogos que haya, esta es la realidad de muchos años. En Puerto Rico fallecen envejecientes en asilos con enfermedades ya existentes y Forenses los reclama. Piden el cuerpo conociendo que son personas de ochenta años en adelante con muertes inevitables. Si ellos recibieran los cuerpos de asesinatos, accidentes automovilísticos o muertes repentinas no se les acumularía tanto el trabajo”, expresó Meléndez.

Por su parte el encargado de la Funeraria Ramos de Quebradillas, Wilfredo Ramos asegura que no ha sufrido por el momento las consecuencias en su negocio, pues entiende que geográficamente su pueblo es pequeño y es bajo en incidencias. “Aquí hacemos servicios cada tres meses, la situación de Forenses no es algo que nos afecte directamente, pero si conozco de compañeros quienes les ha ocurrido”, confirmó Ramos.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.