Familias enteras continúan sin una residencia segura y estable

Familias enteras continúan sin una residencia segura y estable en la región sur de Puerto Rico. Unas 2,535 personas viven sin hogar en Puerto Rico, según un estudio que realizó el Departamento de Familia y el Departamento de Vivienda en la isla. El estudio reflejó que de las 2,535 personas contabilizadas sin hogar, el 7.1% deambulan en núcleos o en familias. Asimismo, las cifras indican que el 79% de las personas sin hogar son hombres mientras que el 21% son mujeres.
Radamés Fernández Rivera con su esposa Elis Joelis Quiñones y sus dos niños: uno de un año de edad y el otro menor de siete meses de nacido se encuentran durmiendo en una carpa en el patio de su casa en Peñuelas sin ayudas y recursos para comenzar de nuevo.
“Esto ha sido muy duro para nosotros y sobre todo para nuestros dos hijos. Además, luego que inspeccionaron la casa, me negaron la ayuda por unos errores de parte del inspector al presentar el informe en FEMA. Seguimos peleando el caso y presentando evidencia de la pérdida, para ver si logramos que nos ayuden”, explicó Fernández Rivera.
Añadió que, “mi niño de un año, no quiere ni pasar por la casa… nos sentimos muy nerviosos e inseguros. La realidad es que no tenemos recursos y tampoco a donde ir”.
Por otro lado, Edwin Rivera Martínez, da su testimonio en entrevista con este medio y narra su historia. Rivera Martínez, vivió hasta hace unas semanas en Las Américas Housing de Ponce, donde más de 600 personas quedaron sin vivienda y fueron desalojados luego de los temblores. “Hasta hace unas semanas tenia donde dormir e incluso acaba de amueblar mi apartamento”, Rivera Martínez continuó diciendo, “la administración del edificio me entregó un dinero que me corresponde y estaba en reserva, pero la realidad es que no es suficiente y las rentas están muy elevadas. En estos momentos, solo cuento con mi seguro social y tengo dos manutenciones que pagar… al final, no me queda nada de ese cheque. Estoy sin opciones y no sé qué hacer”, indicó Rivera Martínez.
“Me siento muy mal yo soy paciente de depresión y recibo terapias y ni siquiera eso he podido hacer”, concluyó entre lágrimas Edwin Rivera Martínez, quien está en las calles sin ninguna alternativa de vivienda contando con la bondad de sus conocidos.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Impacto en la salud emocional de los niños luego del terremoto

Una de las poblaciones más afectadas luego de la secuencia sísmica que ha experimentado Puerto Rico, son los menores. Los niños, sobre todo en la […]
%d bloggers like this: