Familias de la barriada Nadal quieren evitar repetir una pesadilla

Tras más de 2 semanas del paso de la tormenta Isaías en el oeste de la isla, las familias de la barriada Nadal en Mayagüez quieren evitar que las inundaciones que vivieron con esta tormenta se vuelvan a repetir con otro fenómeno atmosférico. Para muchos de los residentes de de esta barriada mayagüezana, la poca limpieza de la quebrada y el muro de un sector comercial muy cerca de las casas, fueron los principales agravantes de que el agua les afectara tanto el día de la tormenta. En el sector, tras el paso de la tormenta, más de 60 familias luchan luego de las pérdidas totales en sus enseres y otros artículos de primera necesidad.

Buenaventura Bourdón López


La mayoría de las familias que habitan en el barrio Nadal, son personas mayores y como todos en la isla, luchan por evitar el contagio del coronavirus. Buenaventura Bourdón López ha residido todos sus 68 años en el lugar. Esta mayagüezana, residente por más de medio siglo en la barriada Nadal, asegura que el problema con el muro del sector de comercio cercano al barrio así como la poca limpieza de la quebrada, fueron dos de los principales factores que provocaron las fuertes inundaciones en el sector.
Bourdón aseveró que por estos motivos el daño en el barrio fue mayor que hasta en ocasión del huracán María. “Cuando anuncian tormentas es que vienen a hacer el mantenimiento. Las autoridades deben venir más frecuente, al menos cada dos semanas a hacer una limpieza del área y no esperar a que esté el desastre encima” indicó la sexagenaria.
Carmen López Rodríguez lleva 40 años residiendo en la barriada Nadal. Asegura que deben canalizar la quebrada que está a muy pocos metros de muchas de las casas del barrio. En este particular asegura sentirse tranquila pues su casa está en unos altos pero señala que hay muchos vecinos que son personas mayores y que están expuestos a la posibilidad que el agua de la quebrada se desborde y afecte sus enseres, algo que ya sucedió con la tormenta Isaías.
Esta vecina también responsabilizó al muro del sector comercial y a la poca limpieza de la quebrada como los responsables indirectos de las inundaciones que sufrieron.
Cristy Padilla, madre del niño rescatado por la Guardia Nacional el día de la tormenta, asegura que lo que se debería hacer para evitar que se repitan los daños sufridos con la tormenta Isaías, es derribar el muro del sector de comercios que se encuentra prácticamente detrás de muchas de las casas del barrio.


“En otros años que el muro no estaba, las tormentas que venían no nos afectaban tanto. Pero ahora la situación fue diferente, pues el agua no tiene para donde correr y se queda con nosotros y es donde nos afecta”, asegura la madre del menor rescatado.
Otro de los factores que Padilla denuncia es el poco mantenimiento que recibe la quebrada.
Nomy Martel, una de las personas mayores que reside en esta barriada aseguró que la comunidad necesita limpieza de las zonas de alcantarillado. Oswaldo Cardona, asegura que la tormenta Isaías llegó hasta una altura de 6 o 7 pies. Lo más urgente para este ciudadano es que en el barrio las autoridades le den mantenimiento a la quebrada. “Después que limpien la quebrada nosotros estamos un poquito más tranquilos” expresó Cardona.
Jocelyn Rodríguez, ayudante especial del alcalde y directora de la División de Desarrollo Comunitario, señaló que han estado impactando con las brigadas de la administración municipal en el lugar, con el recogido de escombros y limpieza de las casas que fueron inundadas. Rodríguez resaltó que se les ha estado entregando una ayuda económica a las familias de esta comunidad. Indicó que la ayuda para las familias de 1 integrante fue de $500, de 2 integrantes $1,000 y 3 integrantes en adelante $1,500. “Fue una ayuda única para que muchas de estas familias puedan comprar de nuevo sus enseres que perdieron, artículos de primera necesidad y otros que les ayuden a sobrellevar este momento tan difícil” indicó Rodríguez.
Asegura que están trabajando con la limpieza de cuerpos de agua y los alcantarillados.


Alrededor de 65 familias residen en la barriada Nadal y el 85% de los residentes de esta comunidad son personas mayores. Los habitantes de este barrio mayagüezano, quieren dejar atrás los recuerdos de la tormenta Isaías, pero para ello, una correcta planificación y prevención serán clave en evitar males mayores.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

OMBUDSMAN PIDE RAZONABILIDAD EN LA NUEVA ORDEN EJECUTIVA SOBRE EL COVID-19

A horas de que se decrete una nueva Orden Ejecutiva por La Fortaleza en busca de controlar el avance de los contagios por el Covid-19 […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: