Factores de riesgo del cáncer de mama

Toda mujer quiere saber qué puede hacer para disminuir su riesgo de contraer cáncer de mama. Algunos de los factores asociados con el cáncer de mama (ser mujer, la edad y la genética, por ejemplo) no se pueden cambiar. Otros factores, como el sobrepeso, la falta de ejercicio, fumar y no ingerir comida saludable, se pueden cambiar tomando decisiones. Elegir opciones posibles de estilo de vida más saludables te ofrece la posibilidad de mantener tu riesgo de cáncer de mama tan bajo como sea posible.
Los factores de riesgo conocidos para el cáncer de mama se enumeran a continuación. Haz clic en cada enlace para obtener más información sobre el factor de riesgo y las maneras para minimizarlo en tu vida. Si un factor no se puede cambiar (por ejemplo, tu genética), puedes aprender sobre pasos de protección que pueden ayudarte a mantener el riesgo lo más bajo posible.

Riesgos establecidos:
Ser mujer
Simplemente ser mujer es el mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de mama. Hay unos 190.000 nuevos casos de cáncer de mama invasivo y 60.000 casos de cáncer de mama no invasivo cada año en las mujeres estadounidenses.
Edad
Tal como con muchas otras enfermedades, el riesgo de contraer cáncer de mama aumenta a medida que envejecemos. Aproximadamente 2 de cada 3 cánceres de mama invasivos se encuentran en mujeres de 55 años o mayores.
Antecedentes familiares
Las mujeres con parientes cercanos que han sido diagnosticados con cáncer de mama tienen un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad. Si un familiar femenino de primer grado (madre, hermana, hija) ha sido diagnosticado con cáncer de mama, tu riesgo se duplica
Genética
Se cree que entre el 5 % y el 10 % de los cánceres de mama son hereditarios, causados por genes anormales que se transmiten de padres a hijos.
Cambios en la mama
Si se te ha diagnosticado alguna enfermedad en la mama benigna (no cáncer), puedes tener un riesgo mayor de contraer cáncer de mama. Hay varias enfermedades benignas de la mama que aumentan el riesgo de cáncer de mama.
Raza/origen étnico
Las mujeres blancas son un poco más propensas a desarrollar cáncer de mama que las mujeres afroamericanas, latinas y asiáticas. Pero las mujeres afroamericanas son más propensas a desarrollar cáncer de mama más agresivo y en estadio avanzado que se diagnostica a edad temprana.
Sobrepeso
Las mujeres obesas y con sobrepeso tienen un mayor riesgo de recibir un diagnóstico de cáncer de mama en comparación con las mujeres que mantienen un peso saludable, especialmente después de la menopausia. Tener sobrepeso también puede aumentar el riesgo de que el cáncer de mama vuelva a aparecer (recurrencia) en las mujeres que ya tuvieron la enfermedad.
Antecedentes
menstruales
Las mujeres que comenzaron a menstruar (tener su período) antes de los 12 años tienen un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama en el futuro. Lo mismo se aplica a mujeres que atraviesan la menopausia después de los 55 años.
Antecedentes de
lactancia
La lactancia puede disminuir el riesgo de cáncer de mama, en especial si una mujer amamanta durante más de 1 año.
Consumo de alcohol
En las investigaciones se revela sistemáticamente que las bebidas alcohólicas, como la cerveza, el vino y el licor, aumentan el riesgo de las mujeres de sufrir cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.
Falta de ejercicio
La investigación muestra una relación entre practicar ejercicio con regularidad a nivel moderado o intenso de cuatro a siete horas por semana y reducir el riesgo de cáncer de mama.
Tabaquismo
Fumar causa diversas enfermedades y está vinculado a un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas más jóvenes. La investigación también ha demostrado que la exposición intensa, de manera pasiva, al humo está vinculada con el riesgo de contraer cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas.
Exposición a sustancias químicas cuando se grillan o preparan alimentos
Las investigaciones demuestran que las mujeres que comen muchas carnes asadas, a la parrilla o ahumadas y pocas frutas y verduras tienen un riesgo mayor de contraer cáncer de mama en comparación con las mujeres que no comen demasiadas carnes grilladas.
Ingerir alimentos no saludables
Se considera que la dieta es parcialmente responsable de alrededor del 30 % al 40 % de todas las formas de cáncer. Ningún alimento o dieta puede prevenir la aparición del cáncer de mama. Sin embargo, algunos alimentos pueden hacer que el cuerpo esté lo más sano posible, fortalecer el sistema inmunitario y ayudar a mantener el riesgo de tener cáncer de mama lo más bajo posible.
Exposición a sustancias químicas presentes en el agua
Las investigaciones han comprobado que el agua que tomas, ya sea del grifo del hogar o agua embotellada comprada en la tienda, no siempre es tan segura como parece. Todos tenemos la responsabilidad de proteger las fuentes de agua.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.