Experiencias vividas en la cuarentena

El gobierno de Puerto Rico ha tomado medidas estrictas para enfrentar la situación que ha provocado la pandemia del COVID-19. Mediante Orden Ejecutiva la Gobernadora ha implementado toque de queda, cierre de negocios que no ofrecen servicios de primera necesidad, distanciamiento social y ciertos controles de vehículos en circulación en las calles de la Isla.

Cada ciudadano vive el proceso del COVID-19 desde cada una de sus realidades y escenarios, este es el caso de la enfermera graduada, Jeanelly Vargas Rivera. “Como empleada de salud entiendo que las nuevas órdenes son necesarias para mantener un control de esta situación. El distanciamiento social es sumamente necesario para evitar que la cadena de contagio continúe afectando a la población. Es un proceso difícil para todos, pero la situación va a terminar el día que todas las personas sigan rigurosamente los consejos para evitar nuevos contagios. Sin la ayuda de la población no vamos a darle fin a la situación actual. Aún veo personas a diario sin tomar ninguna medida de prevención y entiendo que ya todo el mundo puede tener acceso a educación que ayude a aclarar dudas y saber qué hacer ante esta situación, pero aún así arriesgan su vida y la de los demás”, mencionó la salubrista. Asimismo, aseguró que siendo parte del equipo esencial de trabajo toma sus medidas preventivas día a día. “La comida que llevo al trabajo siempre del hogar, distanciamiento dentro del lugar de trabajo, al supermercado con todas las medidas de prevención. Ahora con la nueva orden de los días de salida según la tablilla del auto ha sido un problema. Pues muchos trabajamos todos los días, salimos cuando el supermercado cerró y no tenemos permiso de salir a comprar nuestros alimentos en el fin de semana. Entiendo que el gobierno debería hacer una excepción con los que trabajamos en la emergencia para hacer la compra de nuestros alimentos que tanto necesitamos. Creo que esto va a ser una situación que al pasar de las semanas va a afectar a los empleados que aún están activos en sus trabajos toda la semana. Pedimos apoyo, comprensión, empatía a toda la población y que entiendan la necesidad de quedarse en casa para protegerse y proteger a los demás. Al final del día, los enfermeros están trabajando por ustedes, por todos. Sin importar si fueron responsables o no, tienen la responsabilidad de cuidar y salvar a cada uno de ustedes arriesgando su vida día a día”, finalizó Vargas.

De otro lado, el señor Miguel Morales Hernández compartió con esta reportera su sentir ante la situación que ha provocado el COVID-19 en el país y su familia. “Personalmente pienso que en los últimos 3 a 4 años hemos vivido un sinnúmero de experiencias que jamás pensamos vivir. El Huracán María devastó a Puerto Rico, luego el terremoto de 6.4 el 7 de enero del 2020 y al poco tiempo una pandemia a nivel mundial por el COVID-19. El toque de queda ha sido una decisión necesaria que ha tomado el gobierno. En nuestro caso, como familia hemos hecho los ajustes necesarios para lograr mantenernos en casa la mayor parte del tiempo. Nuestras únicas salidas han sido en dos ocasiones al supermercado y en una ocasión a la farmacia. Para realizar estas salidas hemos tomado la determinación de ser yo como padre y proveedor quien salga a realizar ambas gestiones, tomando todas las medidaas de seguridad necesarias para mantener el distanciamiento social y más cuando en mi hogar me espera una niña con síndrome Down y en remisión de cáncer en la médula ósea, un hijo y una esposa asmáticos. Esta situación me obliga a tener los cuidados necesarios para evitar el contagio; además de ser un servidor cerca de los 60 años con condiciones de alta presión y diabético. Estas son razones más que suficientes para estar de acuerdo con el toque de queda y el distanciamiento social”, dijo Morales Hernández. Además, el padre de familia, al momento no ha tenido que reportarse al trabajo ya que trabaja para la Administración de Rehabilitación Vocacional. “En el hogar hemos programado el tiempo para realizar tareas del hogar, actividades de entretenimiento para nuestros hijos, aprovechando la situación de que tanto mi esposa como yo hemos sido líderes recreativos y un servidor maestro de Educación Física. A estas actividades se les suma; asistirlos en la realización de tareas académicas enviadas por sus maestros, aparte de los módulos enviados por el Departamento de Educación”, concluyó Morales Hernández. 

Mientras tanto, el estudiante del RUM a quien le llamaremos Gustavo, para mantener su anonimato, compartió con esta reportera su opinión a cerca de la gestión de los medios de comunicación. “Soy estudiante en el RUM, así que no trabajo. Actualmente estoy pasando la cuarentena en Jayuya. En mi experiencia puedo decir que la he manejado relativamente bien, al menos aquí es todo tranquilo. Creo que al principio asimilé la realidad bastante bien ya que me estaba informando de fuentes científicas y ajenas a los medios de comunicación boricuas. Pero aún así, creo que los medios masivos de comunicación, fueron los causantes de este caos colectivo mundial que llevó a este revolú que vivimos ahora mismo con tanta desinformación. Dicho esto, creo que la divulgación de información confiable, es lo más que a mi me ha estresado y, cómo nuestros gobiernos se dieron tanto puesto para tomar acción y sin  tener un plan de acción en un evento como este”, dijo el estudiante del RUM.

También, la joven Bonelis Cepeda Machicote mencionó que ha sido muy difícil enfrentar el coronavirus. “Si preocupante es toda la situación a la que nos enfrentamos, más preocupante aún es que estemos viviéndola en tiempos donde la salud mental de nuestro país también está afectada. A mí me da pánico salir a la calle, trato de calmarme por mi hijo y mi pareja. En el pasado me dio una embolia pulmonar y un “stroke” por lo que tengo mi sistema altamente comprometido, pero ante todo, persiste el afán de creer en algo o alguien; yo creo en Dios. En cuanto a la salida a los supermercados, cómo vamos a ir confiando en que estaremos bien, cuando allí están los mayores casos de contagio colectivo. Todo es un caos, pero dentro de todo nos tenemos como familia y como pueblo. Abrace a sus hijos todos los días y dígales cuánto los ama, lo mismo con su pareja. No sabemos cuándo tendremos que partir en estas circunstancias”, dijo Cepeda Machicote. 

De su parte, el joven Luis Ángel Sánchez Sánchez, opinó que el distanciamiento social, abrió la puerta para trabajar remoto, experiencia que ya había experimentado. “Ahora, al estar solo en mi casa, veo el lado negativo de trabajar por mucho tiempo desde el hogar y es que puedes llegar a contaminar la casa de esa carga laboral. Soy muy creyente de que todo tiene su espacio y lugar, así como del trabajo en remoto, pero como todo en la vida, “mucho hace daño”. En un aspecto laboral, y sumando las expresiones médicas del Dr. Echegaray, de que este virus puede ser estacional, obliga a los patronos a estar pensando en equipar a los empleados para que realicen labores desde sus hogares, no solamente por el virus, hemos enfrentado los temblores, que aún no cesan, y los huracanes. Estos últimos tres años deben haber sido lo suficiente impactante para cuestionarnos los espacios de oficinas en nuestras casas”, mencionó el joven. 

En cuanto al tema del manejo del Gobierno ante la pandemia del coronavirus dijo: “Hay puntos a favor y otros en contra. Algunos pasos positivos han sido la Orden Ejecutiva, a medias,  el toque de queda, así como el cierre de comercios, excepto los de la industria de comida. Algunas fallas: el acceso de nuestros mayores a supermercados; yo hubiese incluido en la Orden, una obligación a los supermercados a realizar las compras y la entrega a nuestros viejos; de esta manera evitamos su exposición. Otra ordenanza que hubiese brindado, sería la designación de días en específico para que nuestros mayores pudieran ir a comprar y, que solo ellos tuvieran acceso a supermercados y farmacias. Aunque suenen medidas estrictas, debemos hacerlo porque son nuestros mayores los más propensos al contagio por tener su salud comprometida. Fuera de las ordenanzas, creo que nos falta información certera y se debió atacar el asunto de una manera seria desde el principio. En su primera conferencia de prensa, el Dr. Lorenzo González llenó el vacío dejado por el Dr. Rafael Rodríguez, quien minimizó el asunto. Falta ver su caminar en un punto crítico a nivel mundial. Si hago mención de ser más estrictos con nuestros viejos y las compras, es porque he ido durante dos sábados a un supermercado, cerca de mi residencia, y no me atrevo a entrar por la cantidad de gente que espera sin tomar la debidas precauciones. Durante dos fines de semanas, me he tenido que limitar a ir a una farmacia y comprar solo encargos que nosotros diríamos, que son para “desayuno y cosas de picar”. Aún falta manejar, y esto nos toca a los ciudadanos, el controlar el ir hoy al supermercado por el pan, mañana por el queso y pasado por los huevos. Creo que no hemos entendido la importancia de la pandemia y, usamos el ir a comprar, como excusa para salir de las casas, olvidando que por salir de nuestras casas, podemos llegar con el coronavirus y a su vez, traer consigo la muerte para alguno de los nuestros”, puntualizó Sánchez Sánchez.  

De su parte, el gestor cultural Adrian Augusto, manifestó que ha utilizado la cuarentena para disfrutar de su casa. En su casa, es su esposa quien va al supermercado y hace la compra. “Ha sido un proceso en donde me he disfrutado mi casa mucho, pero de igual forma no deja de ser una situación incómoda. A veces me voy al patio y saco fotos de la naturaleza y veo el mar que lo tengo frente a mí”, dijo Augusto. 

Finalmente, la educadora Virgen Torres, mencionó que está conforme con las medidas del gobierno ya que sabe que es por su salud. “Aunque he salido al supermercado, farmacia ,banco y he visto que tienen precaución, aparte de la que llevo, donde he tenido que luchar un poco, es en mi hogar donde vive mi hermano mayor de 84 años y que toda la vida ha salido temprano a la panadería. Yo compro todo, no quiero que salga porque está en riesgo al igual que yo, él aunque ve noticias, siempre piensa que Dios lo protege y, su fe es grande lo cual respeto, pero debe entender que hay que tener precaución”, finalizó Torres. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

“LOS DATOS SOBRE COVID-19 QUE PUBLICA SALUD NO CUADRAN”, AFIRMA ACEVEDO VILÁ

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá señaló como altamente preocupante el fallo del Departamento de Salud con las estadísticas que publican a diario sobre los casos […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: