Exigen comienzo del Fideicomiso para el Zoológico

Por: Gladys Guerra Arcelay

A pesar de que la semana pasada un tribunal en la isla disolvió la demanda de Carol Bukley en contra del Departamento de Recursos Naturales (DRNA) por la cancelación del contrato del traslado de la elefanta Mundi a Estados Unidos, todavía quedan polémicas por resolver. Éstas, giran en torno a la institución y no solo a los animales que allí se albergan. Una de ellas es la apertura de ésta y otra es la puesta en función del Fideicomiso que se creó para administrar el parque.
El Fideicomiso se creó como una estructura jurídica con personalidad propia para que se encargue de la administración de la atracción turística. Cuando se creó el documento el traspaso de la propiedad sería entre el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y la entidad. Estaría conformado por el alcalde del municipio de Mayagüez, José Guillermo Rodríguez, dos personas nombradas por la municipalidad, un representante del Recinto Universitario de Mayagüez y de la agencia pública que lo tenía a su cargo en aquel momento el DRD (y que hoy sería DRNA).
La entidad no solo posibilitaría que el dueño del zoológico cambiara, sino que también lo harían la forma en que se manejan los recursos y los animales. Arnaldo Irizarry, licenciado de la alcaldía y quien escribió uno de los primeros manuscritos del acuerdo, dijo que por medio de este recurso sería más fácil conseguir todo el financiamiento, el personal y los recursos que necesita el parque, ya que en el esquema de agencia gubernamental que está ahora, la burocracia estrangula todo pedido de ayuda urgente que se necesite para atender las necesidades del parque y de los animalitos, como la contratación de un veterinario.
El apoyo al Fideicomiso ha llegado a sumar figuras importantes como la de la activista por los animales Susan Soltero. La periodista y activista certificada en trato de animales admitió que cuando la llamaron a formar parte del comité formado pro la Oficina de la Primera Dama para atender la situación, se debió haber contemplado tener recursos que conocieran del zoológico y su importancia para el área oeste.
También se excusó por no haber actuado con más celeridad cuando surgió la propuesta de mudar a Mundi a un santuario fuera de la isla, sin haberse cerciorado de quién era la persona que se la estaría llevando.
Abogó porque las autoridades pertinentes le den una oportunidad al Fideicomiso, pues explicó que ella no puede dar fe de que el modelo resuelva todos los problemas que tiene el zoológico ahora mismo, pero que hay que darle una oportunidad para que comiencen a trabajar a ver si mejora la calidad de vida de los animalitos que allí viven. Entre los problemas que identificó que hay que atajar, está la remodelación de unas celdas para osos, que son muy pequeñas para ellos, y la pronta contratación de un veterinario, no solo para que cuide de la salud de los animales, sino también para que controle la reproducción de ésta para que puedan vivir cómodos dentro de las instalaciones.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.