Exigen al gobernador de Puerto Rico atender emergencia climática

Organizaciones ambientales, comunidades y ciudadanos en su carácter personal, firmaron un documento exigiendo al gobierno acción inmediata para atender la crisis ambiental.
Creada por el Observatorio de Acción Climática de Puerto Rico, la Declaración Ciudadana por la Crisis Climática pretende forzar una declaración del gobernador, Pedro Pierluisi, así como de la legislatura, para atender los múltiples problemas que afectan a Puerto Rico en materia ambiental.
Según los propulsores de la iniciativa “en los últimos años, Puerto Rico ha sobrevivido el embate de huracanes, inundaciones, terremotos, sequías, amenazas al aire que respiramos, altas temperaturas sin precedentes, una pandemia, todo esto en medio de una larga depresión económica y crisis social. Miles han perdido sus viviendas y sus empleos, nuestras costas se convierten en vertederos de escombros, nuestra flora y vida silvestre, vital para la agricultura, están desapareciendo. Una tercera parte de nuestra población vive inseguridad alimentaria mientras la crisis climática amenaza los sistemas alimentarios globales”.
Como aseguran, esta situación parte de un análisis científico que ha venido demostrando durante las últimas décadas los cambios profundos en el ambiente que ponen en riesgo la vida y supervivencia humana.
“La ciencia nos ha advertido: los gases de efecto invernadero provocan el aumento de las temperaturas, esto a su vez provoca el alza en el nivel del mar y el aumento en la intensidad de fenómenos atmosféricos (lluvias, sequías, ciclones). Estos cambios drásticos tienen como resultado la pérdida masiva de especies, migraciones masivas de gente y la profundización de las desigualdades sociales”.
Inspirados por las teorías del llamado “decrecimiento”, que propugna los límites finitos de las materias y recursos de nuestro planeta, la plataforma y sus auspiciadores aseguran que “la crisis climática es consecuencia del afán de lucro y la explotación infinita en un sistema que no reconoce los límites de la Tierra. Es consecuencia también de gobiernos negligentes, que rechazan el conocimiento científico, que no les importan las consecuencias de sus políticas y destruyen el futuro de las próximas generaciones”.
Para poder atender estos problemas, el Observatorio de Acción Climática propone 10 puntos mínimos para una gobernanza que permita desarrollar “una política pública asertiva, fuerte y decisiva para atender la crisis climática”.
El reclamo llega en un momento que en que hay señalamientos al desempeño del Secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Marchago.
En una nueva orden administrativa, el responsable del DRNA aprobó una lista de exclusiones categóricas o actividades que no requieren escrutinio ambiental, que contó con la oposición de grupos ambientales como Sierra Club de Puerto Rico y Ciudadanos del Karso, quienes impugnaron la orden en el Tribunal de Apelaciones y solicitaron su nulidad.
Por eso, el documento que busca la toma de acción por parte del gobierno recomienda que la crisis ambiental sea abordada desde todos los departamentos del país (Recursos Naturales, Salud, Educación, Desarrollo Económico, etc.), y que de forma transversal se integren soluciones basadas en la naturaleza y la atención a los segmentos vulnerabilizados y empobrecidos por la desigualdad social.
Asimismo, el colectivo promotor exige el nombramiento de profesionales competentes y de probada trayectoria en la defensa del medioambiente y la justicia climática.
En cuanto a medidas legislativas recomendadas, se anima a que la legislatura apruebe una Ley de costas y bienes comunes costeros, y que todo contrato público de desarrollo y construcción asegure que no atenta contra la defensa ambiental.
Además, se urge al gobierno a transformar la economía de Puerto Rico en una sostenible que garantice el cuidado y binestar de las personas y los ecosistemas.
Con estas medidas y otras que contiene el documento, los promotores y los firmates aspiran a que Puerto Rico pueda reducir el desempleo y la pobreza sin afectar la vida natural, apostando a una economía local y de cercanía que no contribuya al calentamiento global con grandes desplazamientos de mercancías y consumo de recursos.
Por último, cabe destacar que el documento pone el foco en asuntos ambientales urgentes como el fomento de las energías renovables, acabar con la extracción en áreas naturales, detener la destrucción en la zona marítimo-costera, prohibir la desaparición de humedales y otros sistemas estuarinos, y proteger los terrenos agrícolas que garanticen una agricultura sostenible y la seguridad alimentaria.
La implementación de estas medidas “forman parte de una larga trayectoria de personas y grupos que han dedicado su vida a defender la naturaleza. Debemos actuar en favor de la sostenibilidad de la vida. Lo que hagamos o dejemos de hacer va a repercutir en el presente y futuro de la vida en estas islas”, sentenciaron.
Para sumarse al reclamo y firmar la petición popular, pueden acceder a la página en Facebook del Observatorio Acción Climática Puerto Rico.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Comerciante de Mayagüez pide una regulación justa para el Voceteo

En las últimas semanas se ha hablado mucho acerca del voceteo y de cómo los altos ruidos de ciertos vehículos perturban la paz de muchos […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: