Estudiantes sacan partido a PBL

Por: Sujeily Ortiz / Twitter: @sortizpr

Tras el paso del huracán María y con el fin de recuperar horas de trabajo escolar, el Departamento de Educación (DE) bajo una nueva iniciativa implementó el programa académico de aprendizaje basado en proyectos, mejor conocido por su término en inglés: ‘Project Based Learning’ (PBL).

Los estudiantes de la Escuela José Gautier Benítez en Mayagüez ha aprovechado esta iniciativa para entender de cerca los retos que enfrentamos luego de la magnitud de un evento atmosférico como María. Enriqueciendo sus conocimientos por medio de los conceptos de autosustentabilidad y la cosecha de alimentos, incluyendo las necesidades apremiantes que llegan a tomar prioridad luego de un huracán.

Uno de los grupos de sexto grado presenta un cuento como parte de su PBL. La historia del cuento da vida a una niña llamada Amelia, quien desea ser agricultora. Su abuela materna le obsequia una maleta llena de semillas, con las cuales aprendió sobre la tierra y a cosechar luego de un huracán. La historia narra básicamente la escasez de alimentos que presentaron muchos luego de María y como debemos aprender a cultivar nuestros propios alimentos.

Este conjunto de ideas fue propuesta por todos los estudiantes del salón y de la autoría de una de sus estudiantes; Jehielis Negrón Soto. Desde luego, los dibujos del cuento también fueron preparados por ellos mismos.

Actualmente estos estudiantes trabaja en la finalización de su cuento, así como también el titulo del mismo; donde el siguiente paso consiste en imprimir el cuento para luego poder leérselo a los niños más pequeños de su escuela y permitirles conocer un poco más sobre la agricultura y la importancia de la misma.

Otros de los PBL han sido la preparación de un huerto casero, el mercadeo de ese producto y para los más chicos enseñarles la diferentes semillas de las frutas y vegetales que pueden consumir.

En nuestro recorrido por la institución los estudiantes coincidieron en que lo más que han aprendido durante este proceso luego de María es que deben cosechar sus propios alimentos para que al momento de un huracán no tengan que pasar ningún tipo de necesidad.

El huerto casero es trabajado por los estudiantes de cuarto a sexto grado en conjunto con su maestra de Ciencias, en el han aprendido a cosechar desde zanahoria, pimiento, lechuga, tomate, entre otros alimentos. Algunos de ellos germinaron y otros no; debido a las condiciones del tiempo de nuestra isla.

Han recibido ayuda de diferentes profesionales del RUM quienes los han orientado y ayudado para lograr la estabilidad en el huerto. En el caso de estas iniciativas han colaborado todas las materias incluida la Educación Física quien aporto en el fortalecimiento físico de estos estudiantes a la hora cosechar fuera un poco más ameno e interesante para ellos.

Desde luego identifican que el beneficio de este proyecto ha sido el concientizar a los estudiantes y a través de ellos a sus padres a que pueden sobrevivir luego de una catástrofe y puedan crear un huerto en su hogar. De igual forma han visto mejorar la alimentación y nutrición de muchos de los alumnos, donde ahora pueden escoger lo que les gusta y a lo que no son tan amantes.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.