Estudiantes de UPR Arecibo denuncian engaño en “ayudas”

admin

Taíra M. Barreto Canals
taira.barreto@upr.edu
periodicovision@gmail.com

Estudiantes de la comunidad universitaria del Recinto de Arecibo de la UPR (UPRA) han denunciado un presunto engaño del nuevo modelo de ayudas económicas presentado por el presidente, doctor Jorge Haddock, y aprobado por la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico. La medida presenta que el 50 por ciento de los estudiantes del sistema universitario que reciben la beca federal Pell en su totalidad, podrán ser elegibles para obtener becas adicionales, según lo dispone la nueva Política Institucional sobre la Otorgación de Ayudas Económicas para Estudiantes con distinciones académicas en la Universidad de Puerto Rico (Certificación 4, 2019-2020).
No obstante, estudiantes alegan que no es así. “Nos subieron el crédito a $124, subieron las cuotas y eliminaron todas las exenciones de matrícula con la excusa de que podríamos recibir una beca de hasta $1,000. Todo es un engaño. Para el año que viene, quizás antes, no habrá banda, coro, teatro y mucho menos atletas. Destruyeron la universidad para enriquecer a otros. No se deje engañar con el “nuevo modelo de ayudas económicas”. Lo más triste es que pagamos más y recibimos menos”, explicó uno de los estudiantes, Eduardo Amaro Santiago.
Los jóvenes del Recinto se encontraron con una realidad muy distinta a la que esperaban cuando llegaron al Recinto a confirmar su matrícula de este semestre universitario. Fueron muchos y muchas las que no pudieron pagar su matrícula debido a que habían eliminado becas de honor, exenciones de matrícula, ya sea para beneficiarios artísticos o deportistas. Como una de las estudiantes, quien no quiso ser identificada, mencionó que “no me quieren dar mi exención de honor porque no cojo la FAFSA. Yo sudé esa exención y me la van a quitar por el sueldo de mis padres. Cuando entenderán que el sueldo de maestro no da. Sentí una indignación a cuenta del presidente Haddock. A cuenta de esto no podré proseguir con mis estudios.
Haddock dice que quiere mejorar la educación con esta barbaridad. Pues te digo que estás destruyendo la educación y las ganas de representar a la UPR”. Otro estudiante, Gabriel Soto Rivera, señaló que si no fuera por la ayuda de su padre, no podría continuar estudiando ya que no fue este año beneficiario de la Beca Pell, a pesar de que otros años la había tenido. Asimismo, indicó que ha visto a amistades llorar por no poder “tener dinero para pagar su universidad” y que la administración no ha contestado a los reclamos.
Asegura que se han mantenido silentes ante la situación. Por su parte el Consejo General de Estudiantes (CGE) del UPRA ha estado informando al estudiantado acerca de la situación y han redoblado esfuerzos para escuchar las quejas y situaciones desesperadas con la ayuda de La Colectiva Feminista Interseccional.
A través de las páginas en las redes sociales del Recinto, el CGE envió este comunicado:
“Todo aquel estudiante que cumpla con los requisitos generales de la Política (Llenar FAFSA y tener un ingreso familiar bruto ajustado menor de $100,000 dólares anuales), pero no cumpla con alguna de las categorías descritas en la política (Honor, Atleta, Hijo de Empleado, Conyugue, Empleado, Conjuntos, Representantes y otros) no podrá recibir la ayuda económica correspondiente. La ayuda se recibirá por orden de prelación sujeto a la disponibilidad de fondos.
Esto es, porque primero se atenderán los estudiantes de las respectivas categorías y luego los que cumplen con los requisitos generales, pero no con los de las categorías”.
Según el comunicado, la información reafirma la denuncia de los estudiantes hacia esta ayuda. La joven, Saned Feliciano Miranda, estudiante del Recinto, afirmó que han tenido que solicitar prórrogas especiales para evitar la anulación de sus clases.
“No entiendo cómo es que están tan tranquilos. Aquí hay cosas demasiado extrañas. No he visto profesores ni personal docente indignados con toda esta situación. No he visto estudiantes intentando mover fichas para que esto pare ya.
Están jugando con las habichuelas de los demás y a pesar de estar pronta a graduarme en mayo de 2020, me importa demasiado el porvenir de los que vienen después de mí. No va a quedar ni una migaja de lo que era nuestra Universidad pública, accesible y gratuita”, expresó Feliciano Miranda.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Puertos comienza proceso de mejoras a pistas de Arecibo, Ceiba y Mayagüez

 La Autoridad de los Puertos (APPR) estará realizando mejoras en los pavimentos de las pistas de los aeropuertos de Arecibo, Ceiba y Mayagüez, representando una inversión de $10,292,433 millones, anunció […]

Suscríbete

%d bloggers like this: