Estructuras de hormigón podrían ser vulnerables a vientos de huracán

POR: CHRISTIAN IRIZARRY MAYSONET

Ante el incremento de la frecuencia y severidad de los eventos atmosféricos que han afectado a Puerto Rico, el debate sobre las condiciones y vulnerabilidad de nuestra infraestructura ha vuelto a ser un tema de discusión cotidiana. En particular, muchos ciudadanos viven con la incertidumbre de no saber si sus hogares son capaces de resistir el embate de un huracán de fuerza mayor.

Según el Ingeniero Yamil Durán Serrano, especialista en ingeniería estructural, cada propiedad debe ser evaluada de caso a caso, ya que son muchos los factores que inciden sobre las aptitud estructural de una residencia. “Los seres humanos aprendemos en base a las experiencias. En Puerto Rico, al igual que en otras partes del mundo, mientras pasan estos eventos atmosféricos, los códigos de construcción se van modificando de acuerdo al comportamiento de la construcción ante ese evento”, expresó Durán. “El código de construcción vigente en Puerto Rico es el ‘Puerto Rico Building Code’ (PRBC) del año 2011. Dentro del PRBC se adoptan unos códigos de construcción que son internacionales, por ejemplo el ‘International Building Code’ del 2009, que fue el que se adoptó… en Puerto Rico se le hacen unas enmiendas a esos códigos y se le añaden unos parámetros que aplican específicamente a Puerto Rico”.

Las enmiendas realizadas al código de construcción responden a nuevas necesidades de seguridad identificadas como resultado de cómo las edificaciones actuales responden al cambiante ambiente atmosférico. “Los cambios se realizan en base a la experiencia. Los códigos se ponen más restrictivos, los de ahora son mucho más restrictivos de los que eran antes”, añadió Durán. Para el ingeniero, este hecho es de suma importancia, ya que en Puerto Rico existen muchas construcciones que fueron realizadas en cumplimiento con códigos de construcción que ya no están vigentes, y por consiguiente, no cumplen con las especificaciones de construcción requeridas por el actual PRBC.

“Una estructura que se haya construido sin seguir los parámetro adecuados, se expone a diferentes tipos de daños dependiendo del tipo de construcción. En el caso de vientos, las estructuras de madera son las más vulnerables”, explicó Durán. Sin embargo, a pesar de que las estructuras de hormigón que están construidas en cumplimiento con los parámetros del actual PRBC podrían resistir el embate de vientos de hasta 145 mph, la dificultad está en saber bajo cuál código de construcción fueron construidas las mismas.

Según Durán, la única manera de asegurarse de la capacidad de resistencia de sus propiedad, es acudiendo a un perito en la materia. “Tendrías que contratar a un ingeniero civil o estructural y verificar primer si tienes los planos. En los planos, se supone aparezca en qué código se basó el diseño”, explicó. “En Puerto Rico se pierde eso. No es lo mismo que lo que esté en plano sea lo que te construyeron”, expresó, refiriéndose a la problemática de construcciones que se realizan utilizando contratistas no certificados, que en ocasiones completan la construcciones con hormigón o varillas de menor calidad que la estipulada en los planos de construcción.

El ingeniero culminó alertando que muchas personas en Puerto Rico viven con un falso sentido de seguridad, ya que, el residir en una estructura de hormigón, no es garantía de que la misma pueda resistir los vientos de un huracán de fuerza mayor.

Las personas interesadas en más detalles se pueden comunicar con el Ing. Durán Serrano al 787-949-1652.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *