En el país de los milagros, no hay milagros

Por: Dr. Israel Rabinowicz – Desde Israel

Mis amigos conocen que soy un vicioso de los teléfonos, éstos días superé todos los récords, la recepción de mensajes en respuesta a mis últimos ‘Newsletters’ también lo hicieron, a todo hay explicaciones en donde la pandemia juega un papel fundamental.
Muchas de mis conversaciones telefónicas están realizadas con Latino América y Estados Unidos en donde las fuertes diferencias horarias y las costumbres en cada país hacen que deba indefectiblemente adaptarme a ellas, mi esposa la gran sufriente.
En todas ellas intento encontrar alguna explicación coherente a ésta gran carrera entre empresas y países con los lanzamientos de las vacunas contra el coronavirus, aquellos que están en la otra punta de la línea son importantes personajes a quienes considero más inteligentes que yo, de ellos tengo siempre algo para aprender.
Hablan conmigo con libertad, saben por acuerdos anteriores que nunca, salvo especial autorización, los mencionaré, que mis ‘Newsletter’ se apoyan en el contenido de mis escritos y nos en los nombres de aquellos que me suministran información o me las comentaron.
No es fácil llegar a un 100% en las conclusiones, en ésta oportunidad llegué a dicho récord, nadie, ninguno de mis interlocutores pudo poner en la balanza más optimismo que pesimismo, certeza ninguno, dudas y muchas, todos, dicen que dentro de algunos meses seremos más lúcidos.
Coincidencia total, el coronavirus es un impresionante negocio al que nadie quiere quedar fuera, entonces hay que correr en la misma dirección, ya habrá tiempo para dar marcha atrás o buscar explicaciones para recibir nuevos fondos, por ahora éstos son ilimitados.
Los grandes movimientos accionarios en algunas de éstas empresas son la mejor demostración de que no soy el único que le pone al tema muchos signos de interrogación, ante la enorme incertidumbre están aquellos que dicen “es preferible partir ahora”
Y en ése mundo que intenta ganar meses dilatando, el Coronavirus como mejor argumento, pedaleando las certidumbres hacia adelante Benjamín Netanyahu encontró el aliado ideal, nadie como él, no hay opositor, siempre que no lo reproduzcan con nombre y apellido, saben que, para bien o para lo contrario, es merecedor de todos los profesorados del mundo.
Las nuevas elecciones generales lanzadas en Israel, las cuartas en menos de 2 años, son la mejor demostración de que la oposición, cualquiera sea el formato que intenten agrupar, no puede contra un hombre solo, la sumatoria de las neuronas de todos ellos juntos no pueden contra las de él.
Las 4 millones de vacunas, en dos partidas de 2 millones, que antes de fin de mes llegarán a Israel, todo bajo gestión personal de Netanyahu, es una clara demostración de que la campaña electoral ya se inició, el coronavirus en el centro de la misma.
Dicen que una foto vale más que millones de palabras, ésta es tapa de todos los periódicos en Israel y circula por todo el mundo, en la última reunión del Parlamento de Israel se los ve al Primer Ministro Netanyahu y a su segundo, Benny Gantz, que preside el partido que conforma la coalición gobernante y a su vez Ministro de Defensa, sentados uno al lado del otro pero girando las sillas para darse las espaldas. No hace falta agregar palabras, todo está dicho en ésa imagen.
A ésta altura, valga un comentario, que recibí en una de mis tantas conversaciones telefónicas, conociendo la gran amistad que los une me dijeron que si Trump, para su próxima candidatura presidencial en 2024 pudiera acompañar su fórmula con Netanyahu como vice, sin duda lo haría.
Y ése es su principal problema, elogiado, pero siempre solo.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Grupo de teatro Histriones UPR-A continúan “online”

Tras un año en pandemia, el grupo de Teatro Universitario Histriones de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Arecibo, se han reorganizado para aparecer […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: