Empleados FirstBank ofrecen ayuda comunitaria

“Es una responsabilidad muy grande cuando una empresa cumple tantos años sirviendo a un pueblo y más en medio de tantas necesidades que surgieron a raíz del huracán María. No todo puede ser delegado al gobierno o entidades sin fines de lucro, es fundamental que la empresa privada se una a estos esfuerzos y participe de forma consistente al desarrollo de opciones en favor de los puertorriqueños”

FirstBank, realizó un evento de voluntariado que se llevó a cabo el pasado sábado, 26 de octubre como cierre a la celebración de su 70 aniversario. En el mismo, tendrán a sus empleados haciendo limpieza o pintura a sobre 20 organizaciones sin fines de lucro, como parte del compromiso del banco con Puerto Rico. 
Una de las organizaciones será en Aguadilla (Proyecto La Nueva Esperanza). Las actividades fueron desarrolladas de 8:00am a 12:00 del mediodía, con 250 empleados distribuidos a través de estas 20 organizaciones sin fines de lucro escogidas por el banco. Explicó el personal en representación de FirstBank que, ahora más que nunca se debe percibir al banco como una entidad responsable con la comunidad.
Hay ruido en la calle sobre el último banco internacional que abandona Puerto Rico y lo negativo que es eso para la isla, cuando la realidad es que tener bancos más sólidos y comprometidos con Puerto Rico es mejor que tener muchos bancos. Por eso es de vital importancia para nosotros que esta actividad de voluntariado, como cierre del aniversario, tenga la debida exposición en el área oeste y resto de la isla.
“La Nueva Esperanza es una organización con base comunitaria fundada en el 1993, para dar servicios a los envejecientes en sus hogares. Además, ofrecemos cursos y talleres vocacionales de repostería a jefes de familias desempleados, proveyendo a este sector una alternativa para generar ingresos que le permitan sostener sus hogares. Hemos impactado a miles de adultos mayores a lo largo de los años, sin embargo luego del huracán María tenemos menos empleados, y los fondos han sido reducidos o limitados dramáticamente, como consecuencia de esto tenemos dificultades a nivel económico para poder pintar, hacer reparaciones y otras tareas de mantenimiento. Haber sido seleccionados por FirtBank, representa un alivio inmenso y las donaciones de pintura y mano de obra nos ha ahorrado cientos de dólares”, señaló Idalia Acevedo, directora del proyecto La Nueva Esperanza.
“Es una responsabilidad muy grande cuando una empresa cumple tantos años sirviendo a un pueblo y más en medio de tantas necesidades que surgieron a raíz del huracán María. No todo puede ser delegado al gobierno o entidades sin fines de lucro, es fundamental que la empresa privada se una a estos esfuerzos y participe de forma consistente al desarrollo de opciones en favor de los puertorriqueños”, González Bonilla continuó diciendo, “es parte de la cultura organizacional llevar a cabo este tipo de iniciativa; tenemos un programa de voluntariado llamado, “Yo soy FirstBank” enfocado en hacer trabajo comunitario dentro y fuera de Puerto Rico. Visitamos más de 100 Organizaciones alrededor del país, anualmente”, indicó Iris González Bonilla, gerente de comunicaciones corporativas del banco.
Esta población de edad avanzada en muy importante, porque están solos y sin recursos suficientes, el gobierno debe asumir responsabilidad brindándole posibilidades”, concluyó Idalia Acevedo.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Sistema de construcción contribuye a la erosión costera del país

“El uso negligente de este tipo de terreno no permite que haya una recuperación. El mejor ejemplo se observó después del huracán María. Ante este tipo de acontecimiento vemos la […]

Suscríbete

%d bloggers like this: