Empleados AEE denuncian esquema con retiro

Por Gladys Guerra Arcelay

Como sucedía con los maestros del sistema público de la isla, que tenían una oficina aparte para administrar los fondos de las pensiones, los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) cuentan con el suyo. El mismo se construyó a través de los años y se fue consolidando con las aportaciones que inyectaban tanto patrono como empleados para poder tener lo que llaman una jubilación justa.
Sin embargo, el lunes pasado todos los representantes sindicales de la agencia se unieron en una conferencia de prensa para denunciar que el patrono, la AEE, no ha estado aportando lo suficiente para garantizar la pensiones de los que están por jubilarse y de los empleados inactivos que ya reciben su cheque mensual.
Según Fredyson Martínez, representante de la Unión de Trabajadores de la Industria de Energía Y Riego (UTIER) en Mayagüez, el problema es que el fondo de pensiones se supone que supla un incremento anual basado en la inflación, los costos de vida y la longevidad de los pensionados, entre otras cosas. En el 2014, ese nivel de aportación por parte de la agencia estaba a un 34 %. Y desde ese año las aportaciones no han aumentado.
Lo que Martínez quiere decir es, que en papel, la aportación del patrono se supone haya subido a poco más de 50% pero se sigue aportando el 34%, lo que vuelve vulnerable al sistema, y eventualmente lo volverá insolvente.
Esta situación pudiera obviarse si el patrono hace un aporte de 200 millones al sistema, para que no se afecten los jubilados.
Para Martínez, esta situación tiene su raíz en dos intensiones. Una es que el gobierno quiere dejar ver que el sistema de pensiones de la AEE esta fracasando como sucedió con el de los maestros y así tener una excusa para poner fin a la estructura y depositar ese dinero en el fondo general, donde las aportaciones y las pensiones no están aseguradas, ya que de ese dinero salen las partidas para cubrir todos los gastos del gobierno.
Si esta es la razón por la cual este dilema se está presentando en la corporación pública, crea un sabor a incertidumbre y por lo general el ambiente empeora. Y es que como ya ha estado pasando, cuando los empleados se sienten inseguros renuncian y se van o se acogen al retiro para poder irse con unos beneficios ya garantizados.
Es por ello, que según explicó Martínez, el sistema de AEE cuenta con 6,000 empleados activos y 12,000 jubilados.
La otra razón a la que Martínez le achaca el problema, es a la falta de administración y transparencia que hay en la agencia. Aseguró que el director de la misma José Ortiz, cambia el discurso cada vez que hace expresiones públicas. Es decir, a la ciudadanía le dice una cosa, a los bonistas otra y a los empleados otra. Mientras, al mismo tiempo, mal utilizan el dinero en contratos y otras cosas que no son
prioridad, pero que quiebran a la agencia y la dejan en su estado actual.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.