El toque de queda es necesario

La declaración de un estado de emergencia por parte de la Gobernadora relacionado al COVID-19 deja claro que estamos viviendo un momento sin precedentes. A nivel mundial esta pandemia está causando daños económicos y pérdidas de vida. Puerto Rico no está exento de las posibles consecuencias y cada ciudadano en carácter individual deberá responsabilizarse en evitar un contagio. Esto no es solo un asunto se salud pública, sino que incide directamente en la seguridad pública también. 

Todos los empleados públicos, incluidos policías y personal que trabaja en asuntos de seguridad pública, está expuesto a ser contagiado. Aunque el tema principal que ocupa al país es el coronavirus, el crimen no se detiene y continúa en ascenso los casos de asesinatos y otros delitos graves.

Ante el reciente escenario en el cual ya hay varios casos positivos en la isla, un toque de queda es necesario. Esta medida no solo va a evitar una propagación más rápida del virus, sino que también ayudará a maximizar la seguridad pública del país. Al tener menos circulación de personas en las calles se reduce la actividad criminal y de una vez la posibilidad de contagios de la ciudadanía, incluidos los policías y los funcionarios que atienden las emergencias del país, Es muy importante que la Policía sea equipada con un kit de seguridad que incluya productos para su protección, entre esto el uso de guantes, “hand sanitizer”, alcohol etc. Ante situaciones urgentes hay que tomar medidas urgentes y en este caso el tiempo opera en contra nuestra.

Puerto Rico es una isla 100 x 35, por lo que aumenta la posibilidad de que el contagio sea más rápido que en países mucho mas grandes y en los cuales se han tomado medidas drásticas tal como en Italia, China y otros. 

La Policía de Puerto Rico actualmente cuenta con un grupo limitado de efectivos, por esta razón es necesario que se atienda de manera directa y proactiva las medidas a tomarse por parte de estos para evitar contagios. Es imprescindible adiestrar de manera urgente a la fuerza policiaca en el manejo de personas con posibles síntomas

Los delincuentes no dan tregua, cada uno de nosotros somos responsables de tomar medidas de seguridad. Ante una merma en la seguridad pública del país es importante tomar medidas tales como:

  • Evitar salir si no es estrictamente necesario
  • Transitar por áreas alumbradas. 
  • Estar conscientes de nuestros alrededores al visitar lugares públicos. 
  • Evitar visitar lugares altamente concurridos.
  • Estar atentos a la seguridad en nuestras casas.
  • Estar atentos a la seguridad de nuestros padres. 
  • Orientar a nuestros hijos sobre la importancia de estar atentos a su seguridad física. 

 Es altamente probable que esta situación sea utilizada de manera oportunista por los delincuentes, que actualmente hacen de las suyas en el país. Es recomendable integrar y coordinar la seguridad pública con la seguridad privada para que se pueda trabajar de forma coordinada en atención al problema de la criminalidad. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Pandemia trastoca velatorios en la isla

Puerto Rico ha pasado procesos muy fuertes desde el paso del huracán María, muchas personas perdieron sus viviendas y se vieron en la calle. En […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: