“El Pueblo del Milagro” celebra su fundación

Por: Sheila G Matos Ramos / sheilamatosram@gmail.com

Conocido como “El Corazón del Oeste”, “Un Pueblo con Alma”, “Cuna del Emancipador”, no hay duda que si preguntásemos a alguno de sus ciudadanos no dudaría en decir que Hormigueros es “El Pueblo del Milagro”. Único pueblo en la nación puertorriqueña en haber sido fundado por un milagro religioso.
“El pueblo se fundó para el 1590 por un milagro religioso y a partir de esto se comienza a erigir la ermita, donde empiezan a llegar personas que se enamoraron del área y se fueron quedando hasta que se formó un poblamiento que hoy conocemos con el nombre de Hormigueros”, explicó la coordinadora de la Oficina de Arte y Cultura del municipio de Hormigueros, Vivian Rodríguez Bobé.
Acorde con esto, Rodríguez Bobe destacó que un dato histórico que distingue a Hormigueros de otros pueblos de Puerto Rico, es que primero surgió el poblamiento por la iglesia y luego se convierte en municipio. “Por eso siempre decimos que cumplimos 145 años de fundación, porque pueblo ya éramos”, sostuvo.
En el 1647, el presbítero puertorriqueño Diego Torres Vargas envía al cronista español Gil González Dávila una descripción de la isla y ciudad de Puerto Rico y menciona: “La ermita que hoy tiene, crecida su devoción con milagro que obra con la gente de aquella villa cada día”, refiriéndose a lo que es hoy el pueblo de Hormigueros.
Cuenta la historia que para los años cercanos a 1600 ocurrió aquí el milagro de la aparición de la Virgen de Monserrate. El hacendado Giraldo González se encontraba en una de las colinas, recogiendo bejucos para hacer canastas. De repente, sale a su encuentro un toro salvaje que acomete contra él, éste al ver que no puede trepar a un árbol, ni huir por estar junto a un precipicio, ni defenderse con su machete se encomienda a la Virgen exclamando “Favoréceme divina Señora de Monserrate”.
En el acto la bestia dobló rodillas y bajó la cabeza hasta el suelo sin hacer mal al afligido. En el cielo había aparecido la Madre de Jesús que haciendo un gesto con su mano izquierda ordenaba al toro bravío que se arrodillara.
En agradecimiento al favor recibido Giraldo González construye en el tope de esa colina una pequeña ermita de adobe. CONTINUA EN LA Página 12
Ya el Santuario empezaba a levantar al cielo su mole cuando ocurre el segundo milagro: Giraldo González tenía una hija de ocho años la cual se extravió por el cerrado bosque que rodeaba el santo monte. Quince días duró la búsqueda y al cabo de ellos hallaron a la niña en buen estado de salud y alegre, con su ropa sana, igual que el día en que se perdió.
Al preguntársele como había vivido sin sustentarse, dijo que una mujer, “prieta como el café”, le había dado de comer todo aquel tiempo, halagándola y acariciándola como madre: de quien se entendió ser la Virgen de Monserrate, de quien su padre era devoto.
La noticia de los milagros ocurridos en este monte en Hormigueros pronto alcanzó los más remotos rincones de la isla, desde ese momento las peregrinaciones llegaban continuamente.
En el 1720 el obispo Fernando de Valdivia y Mendoza declaró oficial y canónicamente la ermita de Hormigueros como Santuario Nacional de Puerto Rico. La Parroquia de Nuestra Señora de la Monserrate de fundó el 1 de junio de 1874, y el Sumo Pontífice, Juan Pablo II, la elevó a Basílica el 19 de mayo de 1998.
Localizado en la región de los valles de la costa occidental de la isla, Hormigueros es el único de los municipios que debe su origen a un milagro religioso, comenzando su gestación como pueblo alrededor del 1590. El 1ro de abril de 1874, fue constituído como municipio, durante el mandato del gobernador José Laureano Sanz.
Desde entonces hemos ido modelando nuestra personalidad al amparo del fervor religioso y del privilegio de ser hormiguereños.
Somos un pueblo que ama, valora y comparte su acervo cultural. Que se enorgullece de un legado histórico único, de una convivencia sana y en paz, Que tiende la mano en amor y solidaridad a todos sus compatriotas. Y que abre sus brazos para celebrar esta fecha importante y transcendental invitándoles a participar de las actividades:

viernes, 5 de abril
Tradicional Parada Conmemorativa del Aniversario 145 con la participación de dependencias municipales, instituciones educativas, entidades cívicas y la Centenaria Banda del Recinto Universitario de Mayagüez, partiendo a las 8:30 am de la Plaza Pública Ramón S. Vélez hasta el Mercado Urbano.
sábado, 6 de abril
Decimocuarto Reencuentro e las Clases Graduadas de la Escuela Superior Segundo Ruiz Belvis. “Party en la Calle”, amenizada por La Orquesta Tributo a Frankie Ruiz y K-cho Santiago.
sábado, 13 de abril
Cine en la Plaza
En coordinación con Cine Rodante del Instituto de Cultura Puertorriqueña, comenzando a las 8:00 pm

domingo, 28 de abril
Circofest
Escuela Nacional de Circo de Puerto Rico ofrecerá espectáculo circense y dos talleres para niños y jóvenes.
Para información adicional, pueden comunicarse a la Oficina de Arte y Cultura al 787-849-0535

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.