El problema es la aseguradora

Por Gladys Guerra Arcelay

Durante esta semana una serie de médicos alertó al país de una situación que viven los profesionales de la salud en la Isla. Si bien esta situación no es nueva ni diferente a lo que sucede con los profesionales de otras áreas, ahora parece haber llegado o estar llegando a un momento crítico en que si no hace algo los cuidados de la salud de las personas y eventualmente la propia salud de la ciudadanía va a empeorar.

Periódico Visión entrevistó al generalista Antonio Olivencia acerca de los planteamientos que hacen estos médicos en la mayoría especialistas como ortopedas, pediatras, y otras subespecialidades necesarias para el cuidado de los ciudadanos. Para este joven doctor el problema más grande que tienen los médicos que quieren comenzar su práctica en Puerto Rico es lograr conseguir su número de proveedor con las aseguradoras médicas.

Estas aseguradoras no están siendo fiscalizadas por ningún ente gubernamental y esto es lo que puede provocar desanimo y frustración en la clase médica. Olivencia aseguró que hay médicos suficientes en la Isla, pero que en algunas subespecialidades muy específicas puede que haya pocos porque depende de la demanda que tengan esos médicos, pero el problema que enfrentan los médicos y que podría causar daños significativos a la población son las aseguradoras.

“La traba más grande que nosotros tenemos son los planes médicos, realmente. El gobierno no fiscaliza los planes médicos. El problema es que, como todo aquí, la aseguradora quiere ganar chavos teniendo pocos médicos y fiscalizando esos médicos de una forma increíble. Ellos lo que hacen es controlarlo todo tan fuerte que estrangulan al médico para que no pueda hacer recetas de unas cosas. Y castigando al médico, por su puesto”, explicó.

Explicó que, en temas médicos, aunque sean los expertos en el tema los que pidan que los pacientes se hagan los estudios como resonancias magnéticas (MRI) y otros especializados, el plan no le niega el tratamiento al paciente, pero luego le impone una multa al médico primario porque según la política de la compañía es el médico primario el que debe pedir los estudios y no el especialista, con los medicamentos sucede una situación similar, pero a la inversa.

Preguntamos entonces, ¿Cuál es la diferencia entre trabajar en Estados Unidos y en puerto Rico? Pues, se pinta como que quedarse en los estados es una panacea para los problemas de empleabilidad de los médicos. Olivencia explicó que en los estados hay muy pocas prácticas privadas. Los doctores trabajan para institutos especializados, hospitales o asociaciones que les asignan un salario y bonificaciones entre otros beneficios y por ello pueden comenzar a trabajar más rápido.

No obstante, para Olivencia la situación es clara. Trabajar en la Isla puede no ser fácil y cuesta arriba, pero si se arregla el asunto de las aseguradoras los médicos tendrían menos escollos para trabajar en la Isla. Mientras tanto: “Nosotros tenemos que ayudar a nuestro país, yo puedo entender que uno estudia un montón de años. Pero por tu buen trabajo y el fruto de tu labor ganarás si haces las cosas bien”, manifestó.

 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.