El primer día de clases de tu primogénito

Por: Denhi Chaney; egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar

¿Cómo es que pasó el tiempo tan rápido? Un día están en tus brazos y al siguiente es su primer día para entrar al jardín de niños. La realidad es que, al menos para mí, el tiempo se ha ido en un abrir y cerrar de ojos y ahora veo a mi chiquito de casi cuatro años empezando su carrera escolar. Es un sentimiento agridulce, por así decirlo, ya que nos sentimos emocionadas de que empiecen una experiencia nueva, una buena experiencia que les va a enseñar las cosas que ni tu misma puedes. Sin embargo, también nos pone tristes pues ya no los veremos tanto, y también nos preocupamos puesto que queremos que sea una experiencia positiva.

No cabe duda que tanto como el hijo como la mamá tienen que estar preparados para ese tan esperado primer día de clases. No te puedo garantizar que al hacer las siguientes cosas no tendrás más preocupaciones ni ansiedad ante este día, pero sí te puedo decir que te serán de gran ayuda y al mismo tiempo brindarán seguridad a tu pequeño antes de que empiece con tantos cambios.

Visita la escuela varias veces
Es importante que tu hijo esté familiarizado con la escuela, así que llévalo durante horas en donde se permitan visitas y enséñasela. De ser posible, él podrá conocer su primer salón de clases. Crea una experiencia positiva y que él esté emocionado de ir a este edificio varios días de la semana. Es igual de importante que lo lleves a los baños ahí, ya que muchos niños se rehúsan a ir al baño si no están en casa; por lo tanto, asegúrate de que vaya por lo menos una vez ahí y explícale que este lugar es seguro.

Conoce a la maestra
De igual importancia es que tanto tú como tu pequeño conozcan a la maestra ANTES del primer día de clases. Pídele a la escuela que puedan tener una junta en la cual se puedan conocer y puedas hablar con ella de tus preocupaciones – si las hay. Muchas escuelas preparan una reunión entre estudiantes y maestros la noche anterior antes del primer día de clases. No obstante, si tienes bastantes preocupaciones te recomiendo que conozcas a la maestra antes de este día para que esta se pueda concentrar completamente en tu hijo.

Asegúrate que tenga una rutina
Mucho de lo que va a hacer en la escuela consiste en tener una rutina. Siempre es una buena idea tener una rutina para él en casa, para que la transición no sea tan difícil una vez que empiece la escuela. No tiene que ser una rutina muy estricta pero sí algo que lo ayude a saber que a ciertas horas hacemos ciertas cosas, ya que en la escuela será lo mismo.

Apóyalo cuando sea difícil
Independientemente de toda tu preparación, siempre habrá días difíciles en donde él te extrañará, o sufrirá de la primera vez que un niño se burle de él, entre otras cosas. Es en estos momentos en donde es esencial que lo apoyes y jamás minimices sus temores y emociones. Puedes hacer una gran diferencia en el crecimiento de tu hijo por medio de estas experiencias más complicadas.

El primer día de clases se acerca, y es muy probable que tengas lágrimas de gozo y de tristeza. Aun así, cualquiera que sea tu situación, sé bien que es un día que jamás vas a olvidar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *