El cuidado de los dientes y su esmalte

Una sonrisa blanca y bien cuidada proyecta confianza y seguridad, es una herramienta letal para conquistar cualquier corazón y un modo de dar la bienvenida a quienes amas o a los próximos que se convertirán en tus amigos.
El esmalte es una capa mineralizada (fundamentalmente de calcio y fosfato) que protege los dientes del desgaste, erosión y ácidos de los alimentos, y es ahí donde el flúor lleva a cabo su lucha contra las caries. Mira aquí qué hacer para que esta capa se mantenga fuerte y conserves una sonrisa impecable. Uno de los principales elementos en los que te debes enfocar es en la alimentación, no se trata de cesar la ingesta sino de disminuir su consumo. Estos son algunos de los alimentos que deberías limitar:
• Café y té. Estas bebidas de color contienen cromógeno, una sustancia que se adhiere al esmalte y produce manchas permanentes en los dientes.
• Naranja, limón y otras frutas con alto contenido de ácido cítrico. Si bien este tipo de frutas sirven para prevenir enfermedades respiratorias, en exceso el ácido puede terminar erosionando el esmalte dejando tus dientes más expuestos.
• Bebidas carbonatadas. Se caracterizan por tener ácidos que penetran en la capa porosa, que es el esmalte y dañarlos.
• Vino tinto. Puede ser bueno para el corazón, pero para tus dientes no, ya que contiene tres elementos: ácidos, cromógenos y taninos, este último es capaz de corroer el esmalte y la combinación de los tres pueden transformar unos dientes blancos en rojizos en poco tiempo.
• Bebidas deportivas. Cuenta con un PH (acidez) por debajo de 5.5 y causan la desmineralización del esmalte.
• Salsas. Lo que le da sabor picosito a tus comidas pueden no ser las mejores para tus dientes, las salsas de colores vivos y que tienen vinagre se filtran y causan decoloración.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *