El Caño Tiburones podría recibir protección legislativa

Por: Christian Irizarry

La Reserva Natural Caño Tiburones de Arecibo podría gozar de protección de ley, ya que, el Proyecto de la Cámara de Representantes 929, pretende establecer la política pública para su protección y subsanar las inconsistencias administrativas que la han afectado en los años recientes. El proyecto de ley, que fue aprobado por la Cámara el pasado 1ero de julio, establece como política pública del gobierno de Puerto Rico el manejo, la conservación y preservación del recurso natural que es compartido por los municipios de Arecibo y Barceloneta.

Según el Rep. Gabriel Rodríguez Aguiló, coautor de la medida, “[e]n esa zona hay varias situaciones: la situación de los niveles de agua en el caño, se han salido de control, han aumentado significativamente y causan varios problemas”. Rodríguez Aguiló añadió que este aumento inconsistente y desmedido en los niveles de agua causa problemas de salud y seguridad que afectan a los vecinos de ambos municipios. “Allí está ubicado el vertedero regional de Arecibo y ya las aguas están colindantes al vertedero lo que provoca contaminación al Caño Tiburones, por consiguiente, se contamina la bahía de Arecibo al igual que la playa de Barceloneta”, añadió el Portavoz de la Mayoría de la Cámara de Representantes.
A pesar de que el Caño Tiburones es una reserva natural, protegida por el Departamento de Recursos Naturales (DRNA), los pormenores de su administración y los niveles máximos adecuados en que debe mantenerse las aguas del caño, han sido dejadas al arbitrio de las respectivas administraciones del DRNA. Esta medida, según Rodríguez Aguiló pretende detener esa práctica. “El proyecto lo que hace es que establece la política pública para el manejo del Caño Tiburones, cosa que no existía. Un manejo que sea desarrollado a través de un Estudio Hidrológico-Hidráulico (HH) de la zona, que se realice por Recursos Naturales, [el Departamento de] Agricultura, y la academia, donde se establecerían los niveles apropiados del caño y el manejo de flora y fauna”, explicó el representante.

Según Rodríguez Aguiló, establecer los niveles apropiados en que deben ser mantenidas las aguas del caño, y establecer estos parámetros como política pública, evitará un manejo inconsistente de las mismas y la continua contaminación de los cuerpos de agua. “Uno habla con los pescadores del área y todos esos arrecifes se han impactado significativamente a través de los años. De hecho, debido a la contaminación, la pesca ha disminuido en toda esa zona”, añadió Rodríguez Aguiló.

Además, el Proyecto 929 intenta establecer una vía alterna de desalojo de emergencias para los residentes que viven cerca de la Carr. 681, que transcurre de Barceloneta a Arecibo. “Esa carretera es el único acceso que tiene esa comunidad con más de 6,000 familias que viven ahí. Si ocurre alguna situación de tsunami o inundaciones no tienen por donde salir, ni tenemos por donde accesar a ellos”, dijo el representante. Según Rodríguez Aguiló, el proyecto da espacio para que dentro del estudio se analice la posibilidad de crear una vía alterna para el desalojo a estas comunidades aledañas al caño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *