El cambio climático deja su huella en la isla

Las palabras “Cambio Climático” ó “Calentamiento Global” evocan a primera instancia el guión de una película apocalíptica en la que uno o varios fenómenos naturales amenazan con acabar la vida sobre el planeta tierra y los protagonistas luchan por impedirlo. Sin embargo, aunque muchos de estos guiones pudieran parecer más ciencia ficción que realidad, lo cierto es que el fenómeno del calentamiento global o el cambio climático no es cuento y en Puerto Rico, así como en muchos otros lugares del mundo se ha sentido su efecto de forma especial. El aumento de la temporada de sequía, así como el incremento de lluvias, tormentas y huracanes son tan solo algunas de las consecuencias más visibles. Además, el calentamiento global también ha dejado su impacto en la isla a través del cambio en la geografía de diversas localidades en un tiempo récord. Muchas playas han perdido sus bancos de arena en Isabela, Arecibo, Rincón, así como en muchos otros lugares de la isla.
El turismo y la salud de los ecosistemas son dos de los elementos que se ven afectados de forma inmediata a causa del cambio climático. El año pasado, Ernesto L. Díaz, Director del Programa de Manejo de la zona costanera del DRNA, detalló que hay hallazgos que demuestran el aumento en los promedios de la temperatura atmosférica y superficial del mar de nuestra zona. Investigadores han reportado además, la acidificación del océano. Estos hallazgos muestran que los cambios tendrán grandes efectos sobre las playas y las propiedades de las costas. Sectores que antes tenían más playas aptas para el turista nacional y extranjero ahora tienen menos y las pocas que quedan están amenazadas con perder su hábitat. La falta del cumplimiento de una regulación que vele por la salud del ambiente, así como el descuido del ser humano son algunas de las causas para que el cambio climático se sienta en la isla.
Ruperto Chaparro Serrano, director del programa universitario “Sea Grant” de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, lleva más de 15 años liderando esfuerzos para luchar contra el cambio climático. Chaparro señala que son varios los factores que inciden en que el cambio climático se sienta en la isla. Entre estos, mencionó la cantidad de permisos que el gobierno ha otorgado en los últimos años ha edificaciones que están destinadas a erigirse sobre terrenos inestables. En este particular, indicó que desde hace años se ha tomado la costumbre de rellenar humedales para luego construir sobre estas urbanizaciones y una vez que llega la temporada de lluvias estas casas se inundan fácilmente. El construir en las costas y obstruir el paso natural del agua por determinados sectores acarrea consecuencias a largo plazo que podrían evitarse.
Chaparro indicó que el paso del huracán María todavía se puede presenciar en muchas partes de la isla. El recuerdo de este fenómeno atmosférico se evidencia en muchas de las playas del oeste y otras zonas costeras. En lugares como Rincón, Chaparro especificó que se pueden observar escombros de casas que permanecen sobre las playas y estos aún no han sido recogidos. Esta situación no sólo ha imposibilitado que se reabran muchas playas, sino que perjudica la vida marina que allí se encuentra.
El cambio climático tiene, entre muchas causas, al hombre. “No hemos respetado la naturaleza”, asegura Chaparro. Para este experimentado investigador, las soluciones para que Puerto Rico avance en la lucha contra el calentamiento global pasan por varios factores. En primer lugar, se debe reducir la vulnerabilidad de las comunidades evitando dar permisos en lugares que están en zonas inundables o con condiciones inestables. En cuanto al papel de las autoridades en esto, además de velar porque no se realicen edificaciones en zonas de riesgo, Chaparro señaló que se debe velar porque se cumplan las leyes y así haya una mayor conciencia acerca del cuidado que todos debemos tener para con la isla.
Sea Grant ha estado enfocada en realizar investigaciones que contribuyan a preservar el ambiente y luchar contra el cambio climático. La organización ha implementado desde hace más de 5 años junto con el Departamento de Educación, un conjunto de programas y contenidos ambientales insertados en el currículo escolar de la isla. A través de diferentes libros y contenidos educativos, los estudiantes reciben tópicos para conocer más acerca de los ecosistemas del país y cómo cuidar los mismos. Este esfuerzo educativo ha llegado gracias al trabajo de varios profesionales a más de 70 escuelas. Para poder darle una mejor cara a las costas y a todos los ecosistemas de la isla, es importante que toda la sociedad trabaje unida y así Puerto Rico se mantenga a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Alcaldes demandan a la Junta de Control Fiscal por retención “ilegal” de fondos

La Liga de Ciudades de Puerto Rico, coalición no partidista conformada para la defensa de los municipios de Puerto Rico y para fortalecer la capacidad […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: