El asma y la temporada de huracanes

La temporada de huracanes llegó y necesitamos tomar las precauciones adecuadas, especialmente si tiene una enfermedad crónica como, por ejemplo, el asma.

ESTÉ PREPARADO
Si usted o algún familiar tiene una condición crónica debe prepararse para manejar y controlar su condición ante el aviso de una tormenta o huracán. El asma es una condición que puede ser causada por múltiples desencadenantes que se conocen como factores provocadores de asma que se hacen muy presentes durante y después de un evento atmosférico como lo es un huracán.

ANTES DEL HURACÁN
Tenga una lista de sus medicamentos actuales y “de rescate” junto con las instrucciones más recientes sobre cuándo y cómo usarlos. Asegúrese de tener suministro de medicamentos para el asma para un mínimo de 3 días.

Si no cuenta con una fuente de energía alterna o generador eléctrico para activar la máquina de terapia, asegúrese de tener un chamber o cámara para usarla con las bombas de medicamentos (Albuterol y otros). Conserve copias de documentos importantes, como las tarjetas de plan médico, registros de las vacunas y plan de acción para el control del asma. Conserve una copia de todo su diagnóstico médico donde incluya sus alergias a alimentos o medicamentos (obtenga esto de su médico). Tenga a la mano el medidor de flujo máximo, si se le ha recetado.

Tenga a la mano la dirección y número de teléfono del hospital más cercano, proveedor de salud, neumólogo y su alergista. Pregunte por el mejor número de teléfono en caso de no contar con energía eléctrica. Identificar el refugio de la Cruz Roja o municipio al cual va ir en caso de emergencia. Paquete de 2 auto inyecciones de epinefrina (por ejemplo: Epi-Pen o Auvi-Q) si se le ha recetado. Este debe ser un paquete adicional al que ya lleva usted todo el tiempo.

Recuerde que ciertos artículos, como los medicamentos y los documentos en papel, tienen que mantenerse en un lugar o caja a prueba de agua. Si es necesario movilizarse a un refugio debe tener suministros de los medicamentos y llevar sus máquinas de terapia respiratoria consigo para garantizar el tratamiento necesario.

DURANTE EL HURACÁN
Manténgase en un lugar seguro y mantenga la calma. Las emociones fuertes pueden desencadenar un ataque de asma.
Tenga sus medicamentos a la mano en caso de necesitarlos. Debe eliminar el moho y, tomando algunas precauciones básicas. Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) usted debe dar por sentado que hay moho si su casa se inundó durante el huracán y no la pudo secar en 48 horas.

DESPUÉS DEL HURACÁN
Si es necesario movilizarse a un refugio debe tener suministros de los medicamentos y llevar sus máquinas de terapia respiratoria consigo para garantizar el tratamiento necesario.

Las personas con problemas respiratorios, como asma deben mantenerse fuera de los lugares con moho: Debe eliminar el moho y, tomando algunas precauciones básicas. Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) usted debe dar por sentado que hay moho si su casa se inundó durante y no la pudo secar en 48 horas.

Lo mismo ocurre con los muebles o artículos domésticos que se hayan empapado con la inundación o las fuertes lluvias.
El agua estancada y los materiales mojados son un terreno fértil para el moho.

Los niños no deben participar en las labores de limpieza después de un desastre. En dichos casos, debe secar bien todo, limpiar el moho y cerciorarse de que ha solucionado el problema de la humedad. Para más información búscanos en Facebook: Alianza para el Control de Enfermedades Crónicas o escribe a acecpuertorico@gmail.com

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.