Ejercicios para el abdomen perfecto desde nuestra casa

Una de las zonas en donde más se nota que hemos subido unos cuantos kilitos de más es el abdomen, pues es ahí, junto con los brazos y caderas es donde se acumulan las grasas y azucares. Para iniciar a quemar grasa lo que debes hacer es ejercicio aeróbico, para lo cual bastarán 30 minutos de caminata, correr, andar en bicicleta o nadar. Después de sudar un poquito, prepárate para las abdominales:
Abdomen superior
Acostada en el piso, flexiona las rodillas y pon los talones en el suelo; pon tus manos detrás de la nuca, levántate tratando de que tus codos toquen las rodillas, mantén tu barbilla alzada y la mirada hacia arriba para no lastimar tu cuello y que verdaderamente trabajes el abdomen. Haz 2 repeticiones de 12.
Sigue leyendo para conocer otras variantes de abdominales que te ayudarán a quemar esa grasa que no necesitas.
Abdomen medio
Acostada en el piso, flexiona las rodillas con las puntas de los pies alzados, formando con tus piernas un ángulo de 90°, realiza el mismo movimiento que las abdominales anteriores y con las mismas recomendaciones para luego no tener molestias en tu cuello. Haz 2 repeticiones de 12.
Abdomen bajo
Sentada en el borde del sillón o la cama, inclínate ligeramente para atrás y sube las piernas hacia el pecho y luego estirarás, mantén la posición por unos segundos, y vuelve a hacer el movimiento. Haz 2 repeticiones de 12.
Otra manera de trabajar esta parte del abdomen es acostada, con las piernas rectas y las puntas de los pies estiradas, lleva hacia arriba y luego bájalas lo más cerca del piso, pero sin tocarlo, mantén unos segundos y vuelve a subir las piernas. Haz 2 repeticiones de 12. (Puedes poner tus manos debajo de tus caderas para proteger un poco el coxis).
Abdominales laterales
Recuéstate sobre el lado derecho, dobla las piernas a semejanza de posición de feto, toma tu nuca con las dos manos, elévate y lleva tu codo izquierdo hacia tu cintura, vuelve a bajar y repite 15 veces. Cambia de lado.
También puedes, de pie con las piernas ligeramente abiertas y con dos mancuernas en la mano, llevar lateralmente la mancuerna hacia tu rodilla, alternando los lados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *