Dispuesto a todo por el pago universal

Por Gladys Guerra Arcelay

Lo que era un secreto a voces, cada vez va perjudicando más a la población de la isla y afectando los servicios médicos que reciben: las aseguradoras entorpecen el funcionamiento del plan de salud del gobierno. Es por ello, que los senadores Carlos Rodríguez Mateo y José Vargas Vidot se han unido para redactar y presentar el Proyecto del Senado 1179.

El mismo, busca que la Administración de Servicios de Salud (ASES), quien es la que se encarga de asignar los fondos de la llamada reforma de salud en las diferentes HIPAS, elimine a las aseguradoras privadas de la ecuación y sean ellos los que paguen a los proveedores directamente o contraten a una entidad, que asuma esa responsabilidad y que los gastos en que incurra para mover fondos y pagarle a suplidores no sea tan oneroso para el estado, beneficie las tarifas de los doctores y los servicios que reciben los pacientes. Para Rodríguez Mateo las bondades del proyecto son muchas. Entre ellas, que se producirán ahorros en la administración de los fondos por parte de ASES. Esto puede redundar en poder retener doctores que se están marchando a los Estados Unidos, porque formar prácticas privadas en la isla les cuesta demasiado y los planes no pagan las tarifas adecuadas.

Además, podría ayudar a una parte de la población que no cualifica para recibir la reforma pero que tampoco puede costearse un plan privado. No obstante, el reto mayor que tienen los senadores es enfrentarse al poder de las aseguradoras privadas del país, quienes por años han administrado el dinero de la Reforma de Salud y han causado el malestar general al que se enfrentan ahora tanto proveedores como beneficiarios. Rodríguez mateo asegura que no se dejará intimidar por estos gigantes de la industria. “Yo tengo claro a lo que o vine al senado, yo vine a aquí a ser la voz de los residentes del distrito senatorial de Guayama, yo vengo aquí a ser la voz de los que realmente no tienen acceso, para que se les pueda escuchar”, dijo enfáticamente. El senador está dispuesto a enfrentarse a los grandes intereses de las aseguradoras, ya que tiene claro cual es su trabajo en el hemiciclo.

“Yo no vine aquí a representar a las aseguradoras. En ese sentido mi trabajo aquí es convencer a los senadores y luego a los representantes de que realmente este proyecto se le dé viabilidad”. Si ésta legislación pasa en el Senado y luego obtiene el apoyo que necesita en la Cámara para poder convertirse en ley con la firma del gobernador Ricardo Rosselló, en la isla estarían sucediendo dos cosas que se vienen solicitando desde hace décadas: la creación de un sistema de pago universal del plan de salud del gobierno y detener el poder que mantienen las aseguradoras privadas, que no están reguladas por el gobierno.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.