Detenido en el tiempo municipio de Sabana Grande

Por: Sheila G Matos Ramos / sheilamatosram@gmail.com

El pasado 5 de junio de 2018, el municipio de Sabana Grande enfrentó un suceso que marcó y cambió el destino del pueblo. Ésto, luego que alcalde Miguel “Papín” Ortiz Vélez fuera arrestado por agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) por cargos de corrupción.

Contra Ortiz Vélez pesan un total de 6 cargos dos por robo de dinero federal, uno por conspiración para cometer fraude bancario, dos por fraude contra el servicio postal y uno por lavado de dinero. Según el pliego acusatorio, el alcalde conspiró junto a Irving Riquel Torres Rodríguez para obtener fondos del Departamento de Educación federal que fueron distribuidos al municipio de Sabana Grande, por la compañía Administrative, Environmental and Sports Consultants Corp (AESC).

Después de seis meses de la salida primer ejecutivo municipal, el Periódico Visión visitó “La Cuidad del Petate” para investigar cómo han transcurrido las operaciones del ayuntamiento, qué cambios han ocurrido en el pueblo y cómo se sienten los residentes ante el escenario que les ha tocado vivir.
En declaraciones para el Periódico Visión, el presidente municipal del Partido Nuevo Progresista, Luis Omar Flores dijo: “El pueblo ha seguido corriendo, lamentablemente, con unos detenimientos como cuando estaba él (Papín). Ha habido problemas, en los últimos tiempos, con el recogido de basura y diversos asuntos. En cuanto al desarrollo del pueblo y la creación de proyectos seguimos igual, ya que no habido adelanto ninguno. Para muchos, Sabana Grande se ha detenido en el tiempo”. Actualmente, la toma de decisiones y las riendas de la municipalidad están a cargo del vice alcalde, Noel Matías Borrelí. Sin embargo, se podría decir que la presencia de Ortiz Vélez sigue viva, ya que todos los jefes de las dependencias municipales y la mayoría de los empleados que laboraban bajo su administración continúan ocupando sus puestos.De acuerdo con expresiones realizadas por Matías Borrelí “el municipio sigue operando casi igual, quizás con menos recursos económicos, ya que hemos tenido problemas con FEMA que no han pagado. Por esta razón, no hemos podido reparar las facilidades que sufrieron daños después del huracán. En cuanto al recogido de basura, se establecieron dos turnos debido a una situación crítica que tuvimos”.

Según declaraciones de la portavoz de relaciones públicas del municipio, Angela Ramos, hasta el momento se desconoce cuál será el destino de Ortiz Vélez. También, confirmó que existe una prohibición para que el alcalde pueda acercarse a la casa alcaldía.

La portavoz de relaciones públicas describió a Ortiz como un hombre de pueblo. A su vez, indicó “que todos los empleados en conjunto con la Asamblea Municipal y el Vice Alcalde, dentro de lo que pueden, han tratado de que no se sienta la ausencia y que se pueda sobrellevar la situación de la mejor manera posible. Aunque él no se encuentre presente tratamos de dar el máximo y trabajar a favor de la comunidad”.

A través, de un recorrido, por las calles del casco urbano, el Periódico Visión tuvo la oportunidad de conversar con varios residentes del pueblo. La mayoría de los entrevistados indicaron “que no se siente ningún cambio, ya que todo ha seguido operando de la misa manera como cuando el alcalde estaba”. Mientras, una de las personas entrevistadas que pidió permanecer en anonimato, por miedo a represalias, manifestó “que el pueblo continua en el mismo estancamiento, comercios cerrando, no hay incentivos, nada de turismo. Es como si el pueblo de Sabana Grande no existiera en el mapa”. Por su parte, esta fuente aseguró “que desde antes de que el alcalde fuera arrestado ya no se veía en el pueblo y el funcionario que hace TODO es Marcos Valentín, presidente de la Asamblea Municipal”.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.