Detalla pormenores para Exposición Terremoto 1918

Por Gladys Guerra Arcelay

Lo que comenzó con una pequeña colección de 20 fotos se ha convertido en una gran exposición sobre un suceso en particular de la historia de Mayaguez: el gran terremoto de 1918. Esta ha sido la misión de la Fundación Nuevo Mayagüez desde el año 1992, divulgar por medio de publicaciones y presentaciones, temas relacionados a la historia y arquitectura de Mayagüez.

Esta exposición tiene la particularidad de ser una dinámica. Normalmente, cuando se compila una serie de fotos u obras de arte para ser exhibidas, esta selección no cambia mucho. Pero, como explicó Manuel Durán, una de los miembros fundadores de la Fundación, esta va cambiando cada vez que se expone dependiendo de donde se vaya a mostrar, pero lo que más toman en consideración es la fecha en la que la van a montar.
“Mayagüez en el tiempo y el espacio” se mostró por primera vez en el 1992 como un estudio fotográfico comparativo de los efectos del gran terremoto que afectó la ciudad. Poco a poco la exhibición fue creciendo. Se añadieron más personas a la entidad que investigaron y lograron compilar más fotos e información para que cada vez que se montara la exhibición el público disfrutara como si la viera por primera vez y aprendieran nueva información precisa sobre el suceso que afectó la ciudad durante la primera mitad del siglo XX.

Con las investigaciones en marcha al proyecto comienzan a unirse voluntarios y personas que son descendientes directos de mayagüezanos que estuvieron involucrados en la reconstrucción de la ciudad. Así lo explicó el arquitecto René Cabrera de la Llave, tataranieto de José Sobás Honoré Rivera, uno de los arquitectos y deseñadores de la nueva ciudad. Una de las aportaciones más importantes que hizo y por la cual se hizo famoso para volver a hacer los edificios, fue que ya había hecho construcciones con cemento armado y estas sobrevivieron el suceso. Fue en ese momento que él, Luis Perocier y Luis Nieva, fueron llamados a la ciudad por diferentes personas para reconstruirla, pero todos tenían la misma receta para crear paredes que pudieran sostener las vibraciones de un gran terremoto: el cemento armado que sustituyó las construcciones de ladrillos que en su mayoría cayeron durante el movimiento telúrico.
Esta información adicional que junto a “Mayagüez en el tiempo y el espacio” es una muestra más de cómo la fundación ha ido perfeccionando el conocimiento que tienen y que quieren divulgar sobre este evento que sacudió la ciudad en 1918.

Durán mencionó que una de sus particularidades es, que cada vez que se monta este tipo de exhibición, se suma la labor de otras personas que colaboraran en la organización para que todo sea un éxito, pero a los que parece nunca darse crédito suficiente. En este caso agradeció personalmente a: Luis Enrique Gómez Fas, Arq. José Muñoz Báez, Arq. Orlando De La Rosa,
Arq. René Cabrera La Llave, Arq. Yaritza Hernández, Jaime Morales, Abimael Torres Ramírez, Luis Muñiz Otero y Albert Gourmet.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Recibe el Periódico cada semana en tu correo eléctronico