Desorganizado el cierre de escuelas

Por Gladys Guerra Arcelay

La semana pasada, el Departamento de Educación (DE) publicó oficialmente la lista de las escuelas del sistema que permanecerán abiertas y las que serán escuelas receptoras de estudiantes para el año académico 2018 – 2019. Este anuncio causó revuelo y sigue causando malestar en la población y la comunidad escolar por distintas razones.

El DE, a través de su secretaria Julia Keleher y los directores de distrito, han estado explicando que la razón principal para el cierre de escuelas es ahorrar dinero al sistema de Educación de la Isla, departamento que cuenta con el presupuesto más grande de todas las agencias gubernamentales del país. No obstante, el propio gobernador, Ricardo Rosselló admitió que el cierre de las 283 escuela no tendrá un impacto significativo al presupuesto del Departamento.

Se dijo también que la causa para la reducción de planteles es la merma de estudiantes que ha habido en la Isla luego del huracán María. Se alega que sobre 20,000 estudiantes no regresaron a sus planteles luego del evento atmosférico. Sin embargo, se sabe que cuando se contaron los estudiantes para poder tomar estas decisiones los programas que usa el DE para el conteo de la matricula no son consistentes. Es decir, hay tres programas en los que se almacena la data de los estudiantes que están activos en el sistema, y los tres proveen información distinta, por lo que representantes magisteriales han dicho que la data del Departamento no es fidedigna.

Eva Ayala, líder magisterial de EDUCAMOS, conversó con el Periódico Visión y explicó que es muy posible que este proceso provoque hacinamiento en las escuelas receptoras, pues la forma que tienen de contar estudiantes es adjudicándole los mismos a personal de la escuela que no tiene su matricula directamente a cargo todos los días, como los trabajadores sociales y consejeros. Esta contabilidad hizo que se arrojara que el maestro de escuela tiene como promedio 12 estudiantes por grupo cuando en realidad hay 35 o 40. Por lo que hay que sumarle esos estudiantes a los salones que recibirán matricula de las escuelas que cerraron.
Otro particular que destacó la líder magisterial es que este indiscriminado cierre causará que más estudiantes abandonen el sistema, pues los padres pueden optar por irse de la Isla o aumentarán los números de deserción escolar. Ya que en algunos municipios cerrarán escuelas que atienen comunidades que están alejadas. Al cerrarlas y dejar una escuela receptora que está muy alejada los estudiantes tendrán problemas de transportación para llegar al nuevo plantel.

Ya en los nuevos centros los estudiantes pueden encontrar otros retos que no tienen que ver con los académicos, si no con la propia composición de la escuela. Pues las escuelas que cerrarán en su mayoría son elementales y las receptoras en muchos casos son intermedias, que tendrán que ser adaptadas para poder recibir la matrícula misma.

Este es el caso de la escuela Miguel Hernández de Hormigueros. Este plantel está en la lista de las escuelas a ser cerradas. La escuela receptora es la Ramón Rodríguez Díaz. Los problemas con los cierres estriban desde la localización de la escuela que va a ser cerrada, que ubica en el barrio Lavadero del municipio y la receptora está en el casco urbano del municipio. Por lo que estudiantes y padres que por ahora no se tienen que preocupar por como llegar a la escuela ahora tendrán que hacerlo. Esto sin mencionar que la escuela a ser cerrada es un elemental, que fue remodelada hace dos años, y la receptora es una escuela intermedia.

El alcalde del municipio, Pedro García, aseguró que si el DE le provee los recursos para convertir esas dos escuelas en las propuestas escuelas alianzas el municipio puede hacerse cargo de esas escuelas. “Yo estoy dispuesto a asumir la responsabilidad de esas dos escuelas y mantenerlas operando, obviamente el Departamento va a darle un dinero al municipio para el pago de los maestros y demás, pero el municipio las puede operar, porque ya el municipio le da mantenimiento, nosotros podemos operar esas dos escuelas, así que yo voy a luchar porque se mantengan abiertas”, manifestó García.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.