Denuncian ataque a producciones independientes en plaza pública de Mayagüez


Vueltabajo, colectivo independiente y transdisciplinario con amplia trayectoria de autogestión artística y accesible al pueblo de Mayagüez y al oeste de Puerto Rico, denuncia el reciente ataque a CIRCO DE LA PLAZA, una de sus producciones más queridas y apoyadas por las y los residentes del oeste del país.

Este evento, que tiene ya una trayectoria de tres años en la Plaza Colón de Mayagüez durante los últimos domingos de mes en temporadas de mayo a octubre gracias al esfuerzo y colaboración de grupos artísticos del patio [Ágape Teatro, Casa Múcaro, Los Trotamundos de Mayagüez, Matotumba, Makanaki, Leámos más PR] comerciantes locales y amigos, es ansiosamente esperado por el público, al que no se le cobra entrada, sino que estas y estos aportan lo que pueden.

Como bien indica Lester Jiménez para el periódico Primera Hora (8/3/2017) El público, sin duda, juega un papel importante en cada presentación, especialmente los niños, que interactúan constantemente con los actores. Además, cada pieza es única, ya que incorporan elementos de la actualidad con un mensaje de carácter social”. Por su parte, Beatriz Llenín Figueroa, profesora en el Recinto Universitario de Mayagüez de la UPR, indicó: “El trabajo de Vueltabajo y sus colaboradores es lo que hace país. Mientras los grandes intereses se dedican a destriparlo, iniciativas como el Circo de la plaza, hechas a pulmón, demuestran que Puerto Rico sigue vivo de imaginación y sueño. Como maestra, puedo identificar los gestos faciales que indican transformación ante una experiencia o conocimiento nuevos. Así son innumerables caras de pueblo que he visto en el Circo”.

A pesar de dicha trayectoria, del apoyo del público y del hecho que existe un acuerdo  que separa el uso de la plaza cada último domingo del mes de mayo a octubre de 3 a 8pm, para el montaje, celebración y desmontaje del circo, Vueltabajo fue abordado el pasado viernes 4 de agosto con representantes del municipio y de la corporación de promotores Madera Events para indicarles que la entidad ha decidido celebrar el mega-evento “45 Aniversario del Carnaval Mayagüezano”.  El mismo es impulsado con múltiples y jugosos contratos, durante los días 25-27 de agosto de 2017, sin tomar en cuenta la reserva del espacio para el evento comunitario Circo de la Plaza.

“Para nosotras es imposible incluirnos en esta celebración ya que no ofrece el ambiente saludable, comunitario y de solidaridad que por años hemos ido desarrollando” mencionó Eury G. Orsini, artista colaborador y uno de los organizadores del circo. “Se han apropiado, al presentarse justo en esta fecha, de una gestión que lleva tres años ofreciendo un espacio fértil para el pensamiento crítico, arte y sana convivencia a las miles de personas que nos han visitado” puntualizó Zuleira Soto Román, artista colaboradora y organizadora de dicho evento comunitario.

Esta acción ha llevado a que el colectivo de artistas decida cancelar la presentación de Circo de la Plaza programada para el 27 de agosto y retomar funciones para la próxima fecha pautada del 24 de septiembre. Vueltabajo ha venido costeando, difundiendo la publicidad y convocando artistas que vienen de distintas partes de la isla, como por ejemplo a Tere Marichal y Jimena Lloreda en la edición de agosto, para el Circo de la Plaza desde hace varios meses sin apoyo institucional, además de que la cualidad de “último domingo de mes” es de todas y todos conocida desde hace tres años.

El colectivo Vueltabajo denuncia y repudia esta falta y atropello al trabajo y autogestión artística local que no cuesta nada al erario municipal ni a las y los residentes del pueblo, mientras se organiza a última hora un evento sumamente costoso en tiempos de crisis fiscal y cuyos beneficios serán devengados por intereses privados con amplios recursos económicos a su haber con un evento que originalmente se celebra en el Boulevard Eudaldo Báez García para las fechas de abril o mayo.

La plaza es pública y el uso debe ser equitativo para todas y todos debe ser respetado. Instamos a la comunidad a defenderla como un bien común del pueblo de Puerto Rico. En el Circo, “todo lo que puedas imaginar es real”. Trabajemos para imaginar un país donde el arte y el trabajo enriquezcan las vidas del pueblo, en vez de lucrarse a su costa.