DENIS MÁRQUEZ CATALOGA COMO ESCLAVITUD EN TIEMPOS MORDERNOS LAS EXIGENCIAS DE LA JCF

El legislador radicó la Resolución Concurrente de la Cámara 64 para que el cuerpo rechace las propuestas de la Junta de Control.

7 de febrero de 2018. El Capitolio, Puerto Rico – El representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez Lebrón, catalogó como una esclavitud en tiempos modernos las exigencias de la Junta de Control Fiscal contenidas en la última carta dirigida al Gobernador.

“La Junta de Control pretende continuar con su agenda dirigida a desmantelar la legislación laboral tras décadas de luchas. Es la esclavitud en tiempos modernos con el único fin de garantizar el pago a los bonistas”, indicó Márquez Lebrón.

Para impedir que las propuestas del ente impuesto por la ley congresional Promesa se concreticen con el aval legislativo, el portavoz del PIP en la Cámara presentó la Resolución Concurrente 64 y emplazó al cuerpo a que apruebe la misma de forma expedita.

Y es que para el legislador independentista todas las propuestas de la Junta que incluyen la baja del salario de los empleados, hacer que las indemnizaciones por despido y el bono de navidad sean opcionales, reducir los requisitos de licencia de vacaciones y licencias de enfermedad sin paga, entre otras, tendrán el efecto de aumentar el menoscabo de la calidad de vida de los puertorriqueños, acelerar la emigración, agudizar la pobreza y poner en precario la ya maltrecha economía del país.

“Si este Gobierno y la Legislatura no aprendieron con la experiencia de la pasada reforma laboral, el terrible impacto de toda la legislación aprobada por mandato de la Junta sobre los puertorriqueños, ahora con estos nuevos designios que incluso trastocan las pensiones de los adultos mayores y se traducen en una baja en los salarios de los trabajadores, tienen una oportunidad de anteponer los intereses del pueblo de Puerto Rico frente al de los acreedores aprobando nuestra Resolución. De lo contrario la historia los juzgará por haber traicionado al país y condenarlo a la miseria”, aseguró el también abogado.

Para Márquez Lebrón el Gobierno y la Legislatura tienen que enfrentar enérgicamente la agenda y el enfoque de la Junta de Control que catalogó como uno “imperial, puramente economicista que se aleja de los principios de humanismo y de desarrollo pleno del ser humano, que durante las pasadas décadas tanto ha defendido la Organización de las Naciones Unidas”.

El representante por acumulación cursó, además, una carta al presidente de la Cámara de Representantes Carlos J. Méndez Núñez en la que le urge que el cuerpo rechace las propuestas de la Junta mediante la aprobación de la Resolución Concurrente de su autoría.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.