Debate Político

PETER MULLER

El Senado en el Oeste
Este jueves, 31 de agosto el senado estará sesionando en Mayagüez, por segunda vez en la historia, lo que es un movimiento de avanzada para el Oeste, porque todos los alcaldes, líderes de organizaciones empresariales, cívicas, religiosas y sin fines de lucro podrán hablar directamente al senado en pleno sobre sus necesidades, preocupaciones y proyectos de desarrollo económico para el Oeste. Definitivamente, hay que felicitar por esta segunda iniciativa al presidente del senado Thomas Rivera Schatz, porque jamás se había constituido esta rama de la asamblea legislativa del país, fuera del Capitolio, para escuchar en primera fila al pueblo. Lo hizo en su primera presidencia, y ha vuelto al pueblo para escucharlos como siempre lo ha hecho. No hay duda que habrá una amplia participación de los grupos mencionados, como del pueblo, porque nuestra gente ha comenzado a entender que todos tenemos que poner de nuestra parte para echar el país hacia adelante. No es hora de seguir tirando fango ni tampoco de seguir echando culpas, es hora de unirnos, trabajar duro, y darle sentido social al diario vivir nuestro para resolver con los recursos que tiene el país. Lo más que sobra es corazón y deseos de echar pa’lante, por eso, apuesto a que todo saldrá bien y volveremos a tener la confianza de los mercados de valores a nivel mundial. Esta administración tiene un senado y una cámara bajo la dirección de dos personas con capacidad, talento, experiencia y liderato de sobra y no tengo la menor duda que el Dr. Ricardo Rosselló, podrá seguir adelante enderezando el país con todas las reformas que hagan falta para lograr un gobierno balanceado y asegurar las pensiones de nuestros retirados. El país los está mirando y siguiendo de cerca, y sabemos que van por buen camino, por eso la oposición ni se escucha, ellos también saben que hay buena gobernanza, y sería impropio criticar lo que nuca se hizo y ahora se está haciendo bien. Es algo de sentido común y hasta la oposición lo ha entendido. ¡Por Fin! Espero que sigan en ese “flow”, y ayuden sin agendas politiqueras, lejos de banderas y líneas partidistas a enderezar este país. Aquí en el Oeste hace falta echar adelante varios proyectos importantes en los dos aeropuertos y los dos puertos de Aguadilla y Mayagüez, además de otros proyectos de infraestructura. Gracias al senado por acordarse de su gente.

 

CHARLIE HERNANDEZ

PRIORIDADES TORCIDAS
Todo funcionario electo gana la confianza electoral comunicando que está en perfecta sintonía con las preocupaciones y necesidades de la gente.  De seguro, durante la campaña prometió que su gestión de gobierno estaría centrada en la atención de aquellas cosas que ciudadano consideraba como prioritarias.
No hay que analizar mucho para entender que en toda sociedad las prioridades gubernamentales deberían ser la salud, la seguridad y la educación.  Luego, y dependiendo de los recursos disponibles, deben atenderse otras áreas importantes como el desarrollo económico, la protección del ambiente y los recursos naturales y otras tantas.  De seguro, si encuestas el asunto notarán que el ciudadano considera que el “pago de la deuda pública” no figura entre los diez asuntos que deben ser prioritarios en la atención del gobierno.
La claridad en la opinión del país, sin embargo, contrasta con la retórica y conducta de la presente administración Rosselló.  Decía Gandhi que “la acción expresa las prioridades” del individuo.  Con más elocuencia, la acción de los gobernantes declara sin dudas sus prioridades, visiones y niveles de responsabilidad con sus gobernados. En estos días, mientras el Gobernador se nos presenta como el paladín en defensa del ciudadano, envía a su legislatura (y esta aprueba) una medida que declara el pago de la deuda como un asunto prioritario.  ¡Qué pantalones! Así, el Gobernador nos bombardea de retórica hueca sobre la fuerza con la que va a resistir el recorte de jornada de los empleados públicos, dejar intacta las pensiones de nuestros ciudadanos de mayor edad, y proteger tu sistema de salud.  En la práctica, sin embargo, Rosselló recomienda (y se aplaude a sí mismo) un plan fiscal con todas esas terribles políticas, y luego las incluye en su presupuesto.
Al destruir la economía personal, familiar y colectiva de país, nadie, absolutamente nadie, en la delegación penepé levantó su voz para plantear un mínimo de preocupación sobre el impacto de estas decisiones sobre nuestra gente.  Ninguno en esa delegación se indignó o mostró una cuota de sensibilidad ante el atropello que cometían.  No hubo siquiera conciencias atormentadas.  ¿De qué están hechos?, ¿A quién responden? ¿Cuáles son sus prioridades? Tienes que estar alerta pues pronto los verás por tu vecindad buscando el voto como si nada hubiera pasado, lanzando culpas a todos menos a sí mismos. En ese momento todos debemos recordarles  la forma inhumana, insensible y fanatizada como trataron al país.  ¡No nos volverán a engañar, este país está de pie y despierto!

 

LUIS DOMENECH

Un Pueblo acorralado ante la historia
Probablemente, ningún otro país del mundo contemporáneo dramatice mejor el “Síndrome de Estocolmo” que el pueblo de Puerto Rico. Como se sabe, el grueso del electorado puertorriqueño, particularmente los que conforman el corazón del rollo del inmovilismo y el anexionismo pernicioso, se perciben a sí mismos incapaces de crecer, desarrollarse y prosperar sin la presencia omnímoda del “americano”. Esa insistencia de nuestro pueblo de aferrarse a la faldeta del colonizador, independientemente de sus políticas de explotación, subyugación y degradación colectiva, más la negativa del Congreso de resolver nuestra condición colonial, es realmente una manifestación de lesa humanidad. Este escenario esclavizante raya en la tiranía y la crueldad ante los ojos del derecho internacional. Puerto Rico atraviesa por su más humillante nivel de colonialismo ante la cruda realidad de que todo el poder político, jurídico y soberano radica en el Congreso de Estados Unidos por disposición del Tratado de París de 1898. Pero más humillante aún, estamos próximos a sucumbir ante la peor crisis humanitaria de nuestra historia, y todo parece indicar que el Congreso continuará indiferente ante nuestra problemática de cinco siglos de colonialismo. Por supuesto, mientras Puerto Rico le resulte dócil, útil y lucrativo, EEUU mantendrá su política colonial para beneficio de sus empresarios y sus intereses geopolíticos. Ese siempre ha sido el ‘modus operandi’ de los explotadores imperiales. Por su parte, el liderato inmovilista y anexionista continúa disputándose el desprestigiado título del gobernador colonial a manera de administrar el presupuesto y distribuirlo entre los fieles de sus respectivas colectividades. Para ello, utilizan campañas engañosas de adoctrinamiento y manipulación mediática patrocinadas por las poderosas empresas de comunicación y publicidad regidas por los federales. Su objetivo es imponer su política de dependencia, control y lealtad entre los incondicionales del patio al tiempo de acallar nuestra consciencia nacional. Con ello han logrando que el propio pueblo catalogue de terroristas, separatistas, socialistas o comunistas a todo compatriota que eleve su voz para defender el honor, la dignidad y la integridad de Puerto Rico.
La Ley PROMESA y su Junta de Control Fiscal son, sin duda, la prueba más burda del colonialismo contemporáneo. Se equivocan los que piensan que vivimos en una democracia porque participamos del sufragio electoral cada cuatro años. El colonialismo, por su propia naturaleza, es la antítesis de la democracia al tratarse de un país invadido, subyugado y regido por las leyes unilaterales del conquistador. Abandonar el país se ha convertido en nuestra principal prerrogativa democrática para unirnos a los cinco millones de puertorriqueños que viven desparramados en Estados Unidos para enriquecer el bolsillo del capital americano.
Naturalmente, todos sabemos que esa supuesta lealtad, empatía e idolatría manifestada por el pueblo a favor del colonizador no solamente ha tenido su propio precio, si no que ha contado con la complicidad de los lacayos inescrupulosos que, motivados por las jugosas prebendas y privilegios personales, han vendido el alma, el corazón y la conciencia nacional de nuestro pueblo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *