Críticos los próximos 25 años

Por Gladys Guerra Arcelay

Para la meteoróloga Ada Monzón, Puerto Rico enfrentará muchos retos climatológicos y naturales en los próximos veinticinco años. Y es que, sin querer alarmar, y en entrevista con el Periódico Visión, explicó que los efectos del calentamiento global ya se están viendo en la Isla.

Mucha gente pensaría que el efecto directo son huracanes como María. La experta explicó que huracanes como el que vivimos, solían pasar una vez cada 90 años aproximadamente, pero con el calentamiento acelerado de las aguas de los océanos estos eventos podrían comenzar a desarrollarse una vez cada 25 años.

Uno poco de alivio explicó es que ella no puede decir si este año o el siguiente pasará un huracán. Pero la ciencia tiende a indicar que pasarán menos huracanes tipo uno y dos, pero cuando se formen serán categoría cuatro y cinco. De ahí que exhortó a la gente a no bajar la guardia en estar preparados para los eventos atmosféricos.

Indicó también que debemos tomar precauciones para cuidarnos de los eventos de marejadas. Hay que comenzar decisiones con respecto a lo que se va a hacer con las personas que viven en las costas y áreas cercanas al mar. Indicó que lo ideal sería que ya no se emitieran permisos para construir en las zonas marítimo-terrestres y que se comiencen a desplazar a las personas que viven cerca de las costas a áreas más seguras.

Ya estamos viendo los efectos del calentamiento global en las costas. Explicó que el nivel del mar está aumentando. Aunque no lo notamos mucho. Se debe a que primero ocurren unas inundaciones subterráneas. Es decir, hay más agua salada al nivel profundo del mar, cuando esa agua llega entonces ocurren las inundaciones superficiales y eventos de marejadas ciclónicas más agudos.

La especialista también se mostró preocupada porque ya estamos en el tiempo límite para que ocurra un terremoto como el de 1918 y la población no está preparada. Dice que cada vez que da charlas las personas no quieren escuchar siquiera la palabra terremoto. “Yo lo entiendo, he estado dando charlas y la gente me dice: “hay Ada no digas más”, yo lo que hago es que les doy para que lean, porque hay que empezar a crear conciencia”, dijo.

Para Monzón el aprendizaje más importante que se obtuvo con María es que hay que poner a la ciencia al servicio de la comunidad. Todas estas cosas que los científicos hacen y dicen las personas las deben tener en consideración para sus planes a futuro. Por que si bien no se pueden predecir los terremotos y no sabemos cuando va a pasar el próximo huracán lo que si sabemos es que hay que estar preparados para tener mejores respuestas a estos eventos.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.