CORRECCIÓN REALIZA PRUEBAS DE COVID-19 A CONFINADOS DE NUEVO INGRESO

El Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) ya cuenta con las pruebas necesarias para descartar potenciales positivos en los confinados de nuevo ingreso que provienen de la libre comunidad, como parte de las medidas preventivas incluidas en los protocolos de respuesta ante el virus, establecidos por el secretario Eduardo J. Rivera Juanatey. 

“Las pruebas de detección del COVID-19 son una herramienta muy certera para asegurar el estado de salud de los imputados de delito que llegan al único centro de ingresos que se habilitó como parte del protocolo para concentrar la entrada de estos en una misma institución. Estas nos ayudan a detectar cualquier posible caso positivo que proviene de la comunidad y aislarlo a tiempo, de modo que podamos continuar protegiendo a la población correccional y a las instituciones de uno de los posibles focos de contagio, tal como lo hemos hecho hasta ahora. Esta iniciativa va de la mano con los protocolos ya implantados, cuya efectividad y rápida implementación nos ha mantenido en ventaja sobre otras tantas jurisdicciones de los Estados Unidos y del mundo”, destacó Rivera Juanatey. 

Como parte del protocolo establecido por el Secretario, todos los nuevos ingresos se redirigieron para concentrar todas las entradas al sistema a través del Centro de Ingreso, Clasificación y Diagnóstico 705 del Complejo de Bayamón. “Al presente, estos ingresos son colocados en cuarentena entre 14 a 21 días, para descartar el desarrollo de síntomas del virus. Con estas pruebas, afianzamos la seguridad salubrista de las instituciones y nos ayuda a detectar cualquier posible caso asintomático. De esta forma, buscamos proteger al resto de la población correccional, así como a los empleados”, explicó el Secretario del DCR. 

Este indicó que las pruebas están siendo provistas y procesadas por Laboratorios Toledo y administradas en las instituciones por el personal de Physician Correcctional, la empresa que provee servicios de salud a la población correccional. Los resultados de las pruebas se publicarán semanalmente en la página web de la agencia www.dcr.pr.gov

Rivera Juanatey aseguró que, desde temprano, previendo el riesgo y considerando la población que tiene a su cargo, su agencia tomó determinaciones en extremo restrictivas. 

“Hemos logrado mantener hasta hoy el sistema penal sin un solo caso positivo al COVID-19. Nuestros protocolos de prevención han sido más estrictos que los de la mayoría de las jurisdicciones de los Estados Unidos y el resto del mundo. Estamos muy conscientes que por la naturaleza de este virus y los retos que enfrentan todos los sistemas penales a nivel del mundo, no estamos exentos del riesgo de contagio y con ello trabajamos todos los días”, aseguró el titular.

Según éste, bajo esta emergencia, el sistema penal ingresa entre 10 a 15 imputados diariamente a través del centro de ingreso en Bayamón. 

El Departamento de Corrección y Rehabilitación custodia 8,960 confinados y cuenta con 4,584 oficiales junto a 1,941 empleados civiles. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

AUMENTAN LAS MUERTES DE COVID-19 EN LA ISLA CON NUEVO SISTEMA DE VIGILANCIA IMPLEMENTADO POR EL DEPARTAMENTO DE SALUD

El nuevo sistema de vigilancia de muertes por COVID-19 del Departamento de Salud elevó el total de personas fallecidas en la Isla por este virus […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: