Contrastes emocionales en la época navideña

admin

Cynthia Castrodad Ortiz
Trabajadora Social Clínica
Hospital Menonita CIMA

Experimentar tristeza, apatía, indiferencia y hasta disgusto en la época de Navidad, pudieran ser sentimientos difíciles de entender para muchos, ya que tanto el entorno que nos rodea y los medios de comunicación, nos han inculcado que la Navidad es la época del año de máxima expresión de la felicidad. Época en la cual se celebra el nacimiento del niño Jesús y las fiestas tradiciones llenas de la alegría y festividad que caracterizan las fechas. En estas celebraciones se incluye el intercambio de regalos, la llegada de Papá Noel y Los Tres Reyes Magos, entre otros eventos especiales.
Sin embargo, no siempre es así ya que para otros, la navidad representa sentimientos de soledad, desánimo y nostalgia, los cuales pudieran estar relacionados a pérdidas significativas, ansiedad, alteración en el patrón del sueño, falta de apetito, aislamiento y pobre interés en disfrutar de estas actividades tradicionales y/o familiares. A esto se le conoce como Depresión Blanca o “Blues de Navidad”.
Esto no es un trastorno, es un estado de ánimo negativo que ciertos estímulos externos inducen a él. Sonreír aunque no se tenga el deseo, asistir a actividades con el “mejor look”, dar regalos a todos, ingerir la comida típica de la época y aumentar el uso de las bebidas alcohólicas aunque estos no sean saludables, puede ocasionar frustración y el deseo de desaparecer en aquellos que no se disfrutan estos tiempos. La persona pudiera estar deseando acostarse el 1 de diciembre y despertar pasadas las navidades. A pesar de llamarle Depresión Navideña, no es considerada con un trastorno emocional.
Una vez se experimentan estos síntomas es recomendado buscar alternativas de manejo enfocadas y dirigidas a promover un balance emocional en esta temporada navideña.

  1. Identifique y acepte que tiene un pequeño problema en estas fechas. Hágale saber a sus familiares o personas más allegadas cómo se está sintiendo. De esta manera, pueden llegar a unos acuerdos para que la situación no se agrave.
  2. Relaje su mente, tome aire y deténgase a pensar lo que quiere permitirse y lo que no debe permitirse. Esto ayuda a disminuir los episodios de ansiedad.
  3. Acepte y demuestre cariño.
  4. Asista a las actividades que usted desee ir y aproveche el otro tiempo para hacer las actividades que más le agraden como ir al cine, salir con amigos, leer un buen libro, algún deporte o su pasatiempo favorito.
  5. Cultive su vida espiritual para que los procesos los sienta más livianos.
  6. Si siente la falta de alguien, aproveche la época para recordarlo de la mejor manera y hágalo a modo de homenaje.
    Si está pasando un momento difícil, tenga presente que en el Hospital CIMA y sus Clínicas Ambulatorias en Aibonito, Cayey, Guayama y Caguas estamos comprometidos con su salud mental ofreciéndole las herramientas para el manejo de su situación y su recuperación. Para orientación puede comunicarse 24/7 al siguiente número de teléfono 787-714-2462.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

BAD BUNNY VUELVE A SORPRENDER

El elemento sorpresa continúa estando presente en todo lo que hace Bad Bunny. El artista vuelve a sorprender a su público, esta vez con una […]
%d bloggers like this: