Como el usar WhatsApp de forma segura

El uso de la aplicación de mensajería instantánea, WhatsApp, por funcionarios públicos es noticia en Puerto Rico. ¿Pero aún nos sorprende? ¿Qué esperamos para entender que hay que establecer políticas internas para su uso? Estas políticas no solo aplican a nuestro gobierno como institución, sino a las empresas y organizaciones que la utilizan como parte de su operación diaria. La aplicación de estas políticas, junto al uso del sentido común y de la ética, evitaría el papelón público que han hecho funcionarios gubernamentales de alto rango.

Las aplicaciones como WhatsApp o de redes sociales no desaparecerán. Por tanto, es importante y urgente que se establezcan reglas de cómo usarlas de forma segura y responsable. En un mundo donde las capturas de pantalla son la orden del día es imperativo tomar medidas sobre la información que compartimos y cómo nos desenvolvemos en las conversaciones que entablamos manteniendo la ética y el civismo.

A continuación les comparto una guía para usar WhatsApp de forma más segura y privada, tanto en dispositivos Android y Apple según el portal de tecnología, Difoosion:

Desactiva la sincronización con la nube. El principal problema que tiene WhatsApp es que muchas de las medidas seguridad no vienen activadas por “default” cuando la instalamos. Si bien es cierto que los chats están encriptados, la sincronización con la nube no lo está. Eso significa que, cuando sincronizamos nuestras conversaciones con la nube, son completamente vulnerables. ¿Qué tenemos que hacer entonces? Desactivar la sincronización con la nube: Google Drive o iCloud.

Para ello sólo tenemos que ir a “Ajustes”, luego a “Chats” y ahí, donde dice “Copia de seguridad”, seleccionar “Nunca” o “Apagado” si es iPhone. Si ya hemos sincronizado nuestras conversaciones con la nube, solo tendremos que ir a Google Drive o iCloud en nuestro dispositivo y eliminar los datos de WhatsApp. De esa forma, eliminaremos cualquier rastro de las conversaciones que haya en la nube y, por tanto, ganaremos en seguridad.
Cambia tus ajustes de privacidad. Aunque WhatsApp es una aplicación con escasas opciones de privacidad, es interesante ajustar las que sí tenemos. Accediendo a “Privacidad” sería interesante quitar la hora de última conexión o vista, y hacer que la foto de perfil sea solo visible para tus contactos. El estado depende del gusto de cada persona. Puedes escoger compartir tu foto de perfil y tu estado de última conexión, u otra información con “Todos”, “Tus contactos”, o “Nadie”. Yo, personalmente, lo tengo puesto en “Mis Contactos”, pero es una decisión personal.

Desde los ajustes de privacidad también podemos bloquear a los contactos que no queramos que nos hablen, y también podemos desactivar la confirmación de lectura (el doble tick azul). De esa forma podremos evitar que cualquier persona que nos tenga en su agenda nos pueda hablar, y también evitaremos que sepan cuándo hemos leído los mensajes. Es cierto que no podremos saber cuándo han leído nuestros mensajes, pero no podemos cuidar nuestra privacidad sin cuidar la de los demás.

Actualiza la clave de encriptación. Si echamos la vista atrás, recordaremos que WhatsApp empezó a encriptar las conversaciones. Eso significa que yo tengo una clave para leer los mensajes de mis contactos, y mis contactos tienen una clave para leer mis mensajes. Sin la clave nadie puede escuchar o leer lo que enviamos. El problema es que, si uno de tus contactos reinstala la aplicación o cambia de teléfono, la clave se cambia. Es decir, perderíamos la encriptación que tendríamos con ese chat. Para asegurarnos de que estamos al tanto de la encriptación de nuestro chat debemos
ir a “Ajustes”, luego a “Seguridad” y ahí activar las notificaciones de seguridad.

De esa forma sabremos si la clave de encriptación de algún contacto ha cambiado, y podremos actualizarla para que no nos pase nada.
Asegúrate de que tu sesión es segura. Por lo general, es imposible saber si un mensaje está siendo interceptado por un tercero. Sin embargo, WhatsApp te permite saber si tu conversación es segura y si la sesión está verificada. Si estamos teniendo una conversación importante o que no queramos que pueda ser filtrada, basta con asegurarse de que nuestros contactos y nosotros tengamos un mismo código. Para ello solo tienes que abrir cualquier chat, pulsar el botón de ajustes (o presionando el nombre del contacto en iPhone), ir a “Ver contacto”, y pulsar en “Cifrado”. Nos saldrá un código, que tiene que coincidir con el de nuestro contacto. Si es así, la conversación es segura y está cifrada. Para comprobarlo puedes usar un canal alternativo, como Facebook o GMail, o escanearlo usando la cámara.

Es tiempo de que tomemos en serio estas aplicaciones. La tecnología y las redes sociales no se irán a ninguna parte. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad y usarlas adecuadamente.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.