Cómo cocinar cuando vives de prisa

Por Rosa M. García,
chef especialista en comida saludable Propietaria, Criolite

Llegaron los meses de agosto y septiembre con ellos, la rutina. Ésto significa retomar nuestras agendas de trabajo, familia, escuela, ejercicios… ¿y la alimentación? Pasar por alto o no tener una buena nutrición puede ser perjudicial para nuestra salud y previene el riesgo de padecer condiciones crónicas.
Siempre la interrogante de muchas personas es: ¿cómo logro consumir alimentos saludables cuando estoy de prisa? Está el concepto de “batch cooking” o “cocinar por bloques”. Significa cocinar una vez y comer muchas. Esta técnica te permite ahorrar tiempo y dinero, básicamente dedicas unas horas a preparar la base de un menú semanal y solo requieres 10 minutos para crear la variedad.
A continuación, te comparto algunos consejos de alimentos y estrategias “batch cooking”:

Avena o semillas de chía: excelente opción, puedes preparar varias combinaciones en envases, por ejemplo, con bebida o leche de coco, guineo y almendras, otra opción es leche de vaca, manzana, “blueberries” y nueces.

Arroz o quinua: somos boricuas y el arroz es parte de nuestra alimentación. Puedes hacer arroz blanco o quinua como base y combinar, por ejemplo: vegetales mixtos salteados con ajo y aceite de aguacate; espinaca fresca picada y queso parmesano; cilantrillo picado con zanahoria rallada.

Proteínas: puedes preparar más de una, según tu preferencia, si no las vas a utilizar en un tiempo máximo de tres días lo recomendable es congelarlas en porciones para que solo calientes la que vayas a consumir. ¡Esto aplica a guisos también!
Ensaladas: mezclar y dejar en nevera varios días pueden dañarse. Una recomendación es lavarlas, secarlas y dejar picadas cada una en envases separados. Por ejemplo: espinacas, kale, lechugas, cilantrillo.
¡Mezclar al momento de consumir te toma solo 5 minutos!
Viandas: las puedes hervir con ajo y sal, guardas en nevera con el agua para que no se resequen. Al momento de crear las combinaciones le añades los condimentos de tu preferencia. Alternativas pueden ser: escabeche con aceite de oliva y cebolla salteada; ensalada con mayonesa semilla de uva y vegetales mixtos; majadas con aguacate y guisantes; o simplemente con mantequilla orgánica o “ghee”.
80% planificación, 20% ejecución. Procura tener el menú e ingredientes, previo a cocinar, así aprovechas el tiempo en la cocina.
Lo recomendable es mantener todas las áreas organizadas y fregar mientras cocinas, cuando termines es menos para limpiar.

Yo recuerdo cuando era pequeña, mi mamá practicaba este concepto, y siempre nos tenía un menú variado.
Nuestros estilos de vida no prometen cambiar, cada día estamos más comprometidos y el tiempo no nos da.
Pero aun cuando estamos de prisa, debemos ser conscientes que mantener la salud y una buena nutrición es
primordial para disfrutar de la vida.
Existen alternativas, es solo ejecutarlas. ¡Te deseo mucho éxito en el regreso a la rutina!

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

El Cuerpo de Ingenieros extiende el período de comentarios públicos del Informe Integrado de Viabilidad y Evaluación Ambiental de Río Guayanilla

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE.UU. (USACE), Distrito de Chicago extendió el período de comentarios públicos del Informe Integrado de Viabilidad y […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: