Comerciantes isabelinos mantienen fe en el casco urbano

Por: Frances M. Núñez

Aunque el panorama parezca desolador para algunos, comerciantes isabelinos se mantienen firmes en sus negocios y expresaron su deseo de mejorar las condiciones de su casco urbano si se les da la oportunidad.
En un recorrido por las calles del pueblo de Isabela, dueños de negocios aprovecharon para expresar cuales son sus condiciones actuales y dieron ideas de como mejorar el casco, para así devolverlo a un estado aceptable y vivo.

Sufyan Said y Ruth Cortés, de la tienda Office Mart, rememoraron sobre su negocio antes de que cerraran una de las escuelas cercanas al mismo.
Según ellas, antes los estudiantes visitaban su local para comprar materiales escolares que les hacían falta para sus clases. Eduardo Ramos, quien vende piraguas frente a la plaza de recreo por 11 años, dice que a pesar de las pocas personas que se perciben en el casco urbano, logra vender todos los días. Pero entiende que podría ser mejor, si los costos de los locales no fueran tan altos.  Dice que “hay quienes están dispuestos en ser parte del casco urbano, pero no pueden costear las rentas”.


Sin embargo, la dueña de PaleFruta, en la calle Otero, asegura que su renta es razonable. El negocio de Jeannette Canales, donde venden paletas artesanales de frutas, estuvo 4 años preparándose para abrir su local, pero aunque tenía planes para abrir el año pasado, el huracán María la forzó a retrasar la apertura.


Aun así, Canales asegura que ‘PaleFruta’ ha tenido éxito, en especial por las noches, cuando predomina un ambiente más relajado. Los comerciantes entrevistados estuvieron de acuerdo en que, aunque actualmente no existe una asociación de comerciantes, están dispuestos a colaborar en el caso de que se forme una.  Rayan Reillo de ‘Bohemio Café’ en la plaza, en particular, entiende que la unión podría ser esencial en la revitalización del casco urbano de Isabela.  Rayan y Ramos estuvieron de acuerdo en que luego del huracán María, hubo una reducción en clientela.


Según ellos han visto una leve mejoría, pero sería difícil predecir si continuará. Said, por su parte, sugiere que se creen planes a largo plazo, que tomen entre 15 a 20 años para implementar, pero de forma efectiva.
Esto incluiría más estacionamiento, transporte público de trolley, mejorar la seguridad y mejorar el mantenimiento de los edificios.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.