Comerciantes del casco urbano Mayagüez reaccionan ante señalamientos de residentes

Por: Sheila G Matos Ramos / sheilamatosram@gmail.com

Hace varias semanas, Periódico Visión publicó un reportaje sobre el problema que enfrentan los residentes en el centro urbano de Mayagüez por el alboroto y la basura que dejan las personas que visitan los comercios de la calle Bosque y zonas aledañas.

Un residente, que no quiso ser identificado, mostró a este rotativo un vídeo, grabado recientemente, en el que se escucha el alto volumen en el que los negocios mantienen la música hasta las 3:00 de la madrugada. Ésto pone en evidencia, que la difícil situación continúa sin resolverse, lo que mantiene desesperados a los vecinos que viven cerca los comercios, ya que apenas pueden dormir por el alto sonido que retumba en toda la zona.

Ante esta situación, se entrevistaron algunos comerciantes y empleados del casco urbano para investigar, sobre qué medidas están implementando para no interferir con la calidad de vida de los residentes cercanos.
En relación a este particular, la gerente de Jarana, Kristal Santaliz, indicó que ellos operan de 10 am hasta las 2 am y que no utilizan música fuerte, ya que en el restaurante esta dirigido a un ambiente exótico y de comida. Asimismo, enfatizó que mantienen el sonido en tono moderado, ya que promueven un ambiente familiar a todas horas.

“Este ambiente de juventud está bien fuera de control, por eso es que están ocurriendo tantos accidentes y situaciones. Nosotros a la 1:30 de la mañana cerramos todas las puertas y no le vendemos bebida a más nadie. Entiendo que el código de orden público donde operamos indica que hasta las 2 am es adecuado, pero considero que todos los comerciantes deben hacer lo mismo, ya que hay varios negocios que se están quedando hasta altas horas de la madrugada y ahí es donde se están afectando los residentes”, comentó Santaliz, quien también es gerente del Garabato y la discoteca “Black and Blue”.

Por otro lado, Ángel Otero Franqui, empleado en “La Bodeguita Bar” que ubica en la esquina de la calle Pablo Maíz y la calle Doctor Basora, explicó que “la situación que afecta los residentes, generalmente, ocurre en las calles que se encuentran más arriba de la Bosque”.

“En la Bodeguita Bar el ambiente está enfocado a un público adulto y nuestras actividades, por ejemplo, están dirigidas a que puedan jugar “beer-pong”. También, hacemos la fiesta de las Décadas en la cual, si desean, pueden venir vestidos de su época favorita y celebrar entre amistades los 60’s, 70’s, 80’s y los 90’s”, explicó Otero Franqui.

“Hasta el momento, en la Bodeguita Bar no hemos tenido problemas con los vecinos, ya que tenemos las bocinas siempre dentro del negocio y cuando se está acercando la hora, bajamos el volumen como indicativo de que estamos próximos a cerrar. También, tenemos un guardia de seguridad para mantener el orden dentro de nuestras facilidades “, sostuvo el empleado. Tanto vecinos y comerciantes coinciden en que “la seguridad en el pueblo está bien mala”. De hecho, los comerciantes recordaron que en el pasado ésto no sucedía, ya que cerraban las calles y había guardias en cada esquina. También, la policía se detenía frente a los negocios y no se iban hasta que cerraban. Actualmente, la ausencia de policía municipal y la falta de patrullaje después de las 2:00 de la madrugada provoca que este problema no se puede resolver.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.