Cero tolerancias al hostigamiento en el RUM

Por Gladys Guerra Arcelay

Aunque ya se había informado sobre la situación de acoso u hostigamiento sexual en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), un estudio presentado oficialmente esta semana, el 27 de marzo, reveló que la situación es más seria y más común de lo que se pensaba. Los investigadores que llevaron a cabo el estudio revelaron que esta conducta se presenta en todas las áreas del Recinto, entiéndase estudiantes, profesores y empleados no docentes.

Dijeron también que quienes más sufren de este comportamiento son las mujeres, pero que hay una gran discrepancia entre saber lo que es el acoso sexual y reconocer que están siendo víctimas de este comportamiento. Esto porque hay una gran cultura de hostigamiento que no se reconoce como tal, ejemplo los chistes acerca del aspecto de la mujer.

Además, reveló el estudio, hay una brecha significativa entre las personas que sufren de acoso y reportan lo que les sucedió. Este comportamiento se debe, según los investigadores, a que no hay confianza en la administración del Recinto para que pueda resolver estos asuntos.

Por su parte, la arquitecta Wilma Santiago Gabrielini, rectora interina del RUM, reitero que en la institución académica hay una estricta política de cero tolerancias al acoso sexual. “Nosotros contamos con una certificación 130 -2014-15 que es nuestra política institucional contra el hostigamiento en la Universidad de Puerto Rico. Y esta reza que bajo ninguna circunstancia se permitirá que persona alguna genere un ambiente de trabajo o estudios caracterizado por hostigamiento sexual en cualquiera de sus modalidades y manifestaciones”, indicó Santiago Gabrielini.

La rectora interina reiteró que de surgir algún comportamiento como este deben acudir a la Oficina de Calidad de Vida, en el caso de ser estudiantes y a la oficina de recursos humanos del Recinto, en el caso de que sean empleados y enfrenten una situación como esta. La académica indicó que los querellantes: “se pueden sentir seguros durante estos procesos, que son completamente confidenciales, si es un estudiante debe acudir a la Oficina de la Procuradora, la señora Larissa Hernández o a la Oficina de Calidad de Vida con el profesor Gustavo Cortina, y también pueden acudir al Decanato de Estudiantes con el decano”.

Santiago Gabrielini, indicó que el Recinto esta cobijado por el Título IX, una ley federal que busca que empleados y estudiantes sean tratados con equidad y justicia, y protege contra la discriminación basada en sexo. La persona responsable por que se cumpla con los requisitos de esta ley se encuentra también en la Oficina de Calidad de Vida, ubicada en el Centro de Estudiantes del Recinto, también es el profesor Gustavo Cortina. Tal vez lo más alarmante que revela el estudio es que muchas de las personas que sufren de este comportamiento no se dan cuenta que son víctimas de acoso sexual debido a las distintas maneras que se presenta. Es por ello, que los investigadores concluyeron y recomendaron que se cree una oficina de género en la institución que pueda orientar mejor a la comunidad universitaria sobre estos comportamientos que perjudican la calidad de vida de estudiantes, profesores y no docentes.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.