Celebran resistencia indígena

Por Gladys Guerra Arcelay

Con el propósito de crear conciencia en las nuevas generaciones sobre la herencia taína que tiene nuestra cultura, la semana pasada se llevó a cabo una ceremonia indígena en la Sultana del Oeste.  En la misma se le rindió tributo a quien fuera el cacique Urayoán, quien la propia historia española lo posiciona como el ‘cacique rebelde’ desde que llegaron los conquistadores.

La ceremonia de rememoración de los hechos en los que el cacique mandó a ahogar a Diego Salcedo, uno de los primeros exploradores españoles con el propósito de saber si el nuevo pueblo que llegaba eran hombres o dioses, estuvo a cargo del concilio taíno ‘Guatu-Ma-cu A Boriken’ fundado en el año 1992, quienes iniciaron la celebración con un areito. El Concilio, dirigido por el cacique Ca Ciba Opil quien ha concienciado sobre la grandeza y valentía de nuestra raza taína, el valor de nuestros ancestros, y que promueve las tradiciones de nuestros primeros pobladores, sus costumbres y su gastronomía, inicia los actos celebratorios, en el monumento dedicado a los ancestros taínos de la ciudad en el Parque Lineal.

Aunque el 19 de noviembre lo que se recuerda es el Descubrimiento de Puerto Rico, generaciones actuales y que en octubre conmemoran el mismo hecho, han comenzado a cuestionarse si de verdad ocurrió tal descubrimiento, si lo que hubo fue un encuentro de culturas o simplemente una de las más grandes invasiones de la historia.Lo cierto es que la celebración del pasado sábado, demuestra que sin la herencia taína y la llegada de los españoles, no se hubieran puesto los primeros dos peldaños para la fundación de la cultura puertorriqueña como la conocemos hoy, donde se codea lo europeo con lo caribeño, africano y lo estadounidense.

Miestras, entre los invitados al festejo estuvo el conjunto Yagüembé. El mismo es dirigido por Don Ramón “Papo” Alers quien aprendió la bomba en las calles de Dulces Labios y Cristy y otros barrios vecinos de la zona urbana en Mayagüez donde se desarrolló gran parte de la tradición bombera de la Sultana del Oeste, Yagüembé fue fundado en el 2005 para mantener viva la herencia africana. Desde entonces, el grupo ha llevado por toda la Isla la elegancia en el toque y el piquete de baile que distinguen a la bomba y la plena de Mayagüez.La resistencia femenina quedó representada por las ‘Chamakas del Buleo’, una agrupación femenina que abraza el tambor de Bomba puertorriqueña, y que nació en el año 2016, cobijada por la Escuela de Bomba de Mayagüez. En su proyección escénica, -para matizar sus valores morales, culturales y ancestrales- utilizan simbología africana Adinkra, común en algunas sociedades del oeste de África y que representa conceptos o aforismos.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.