Caos concertado en la DE

Por Gladys Guerra Arcelay / Sujeily Ortiz Vázquez | Twitter: @sortizpr

La presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Mercedes Martínez, afirmó el pasado lunes, 6 de agosto que el inicio de clases para los maestros fue uno atropellado y desorganizado para todos aquellos que forman parte del sistema del Departamento de Educación (DE) del país.

Para la líder magisterial este caos que se formó el lunes tiene que ver con dos razones importantes. La primera es que la secretaria, Julia Keleher, no respetó la autonomía escolar, y contrató a una compañía privada, por una cantidad incierta de dinero para que hiciera las organizaciones escolares de cada plantel. Según información que ellos tienen y que se ha evidenciado en las quejas de los maestros, la compañía no hizo el trabajo, pero cobró el dinero.

Como resultado la organización escolar tendrá que hacerse como siempre se hacía, por la facultad completa de la escuela. No obstante, este proceso será uno atropellado, pues la organización escolar, que es el plan que se usa para que los directores y los maestros sepan como van a estar ubicados en sus escuelas se tarda más de cinco meses en hacerse y los directores junto a los maestros lo tendrían que hacer durante esta semana para recibir a los estudiantes el próximo lunes.

La acusación más importante de Martínez es que este caos de alguna manera está consentido por el propio gobierno. Pues hay una agenda de privatización de las escuelas públicas. “Es bien importante señalarle al país que esto no es improvisación. Ellos querrán decirle al país que esto es improvisación, pero esto está bien organizado. ¿Y cuál es el propósito? Ellos quieren desmantelar la escuela pública. Ellos quieren decirle al país que la escuela pública no sirve. Ellos quieren hacinar a los estudiantes a treinta por salón, sin materiales, sin condiciones, pasando problemas de salud y seguridad para venderte la privatización”, afirmó categóricamente.
Explicó que esta privatización se hará a través de las escuelas chárter o las llamadas escuelas alianzas. “Van a venir las chárter y le van a dar el presupuesto que les compete a los niños de la escuela pública para dárselas a esos usureros. Y van a poner las escuelas bien lindas para vendérselas al país.”

La teoría del sindicato es que esto responde a los planes de la Junta de Supervisión Fiscal, que se dice redujo en $300 millones el presupuesto de la agencia. De ahí que se haya optado por cerrar las casi 300 escuelas este año. Sin embargo, la propia Keleher aceptó en un medio de comunicación que de ese dinero solo $2 millones se gastan en nómina, por lo que no habría razón para este desasosiego entre los maestros del país.

Los líderes obreros del magisterio legaron a la conclusión de que hay otros intereses personales que están actuando en la agencia y explicaron: “Por lo tanto esto que está ocurriendo el día de hoy (el pasado lunes, 6 de agosto) no es casualidad. Aquí hay una gente con un interés de clase muy particular, que viene a apropiarse de la educación pública de nuestro país y están desmantelando el sistema para crear un caos de tal magnitud que los padres vean en las chárter una solución”.

Cuento que no termina en el DE

La organización Comunidades Unidas en Defensa de las Escuelas Públicas (CUDEP) reafirmó su compromiso con la educación pública y enfatizaron que continuaran luchando por reabrir los planteles, pese a la determinación de que oficialmente cerrarían los 47 planteles en lista de cierre de la región educativa del Oeste.

Tras la sentencia de la jueza Lynnette Ortiz Martínez, donde concluyó no ha lugar las demandas presentadas por los padres y las diferentes administraciones municipales; la
avalancha de especulaciones ante la incertidumbre que se vive en el Departamento de Educación, específicamente en la región oeste, no se han hecho esperar. A una semana del inicio del nuevo semestre escolar son varias las instituciones educativas que no se encuentran en las más óptimas condiciones para recibir a los estudiantes. Una de ellas es la Manuel A. Barreto en el municipio de Mayagüez. Según ha transcendido hasta la fecha continúan los trabajos de construcción para rehabilitar la planta física de la mencionada escuela.

Otra de las partes que continua sufriendo esta incertidumbre es el magisterio. Son cientos los maestros permanentes y transitorios que no han sido nombrados o simplemente desconocen en que escuela tenian que reportarse, el pasado lunes, 6 de agosto. Yahaira López Pagán, presidenta de CUDEP y portavoz de la Escuela Castillo en Mayagüez, asegura que su organización toco muchas puertas pero “prometieron, prometieron y no cumplieron”, refiriéndose a las visitas constantes que realizaron a varios de los legisladores del país.

De igual forma catalogo el proceso de matrícula en línea como uno pobre, ya que el mismo “no sirve”. Varios padres han realizado el proceso de matrícula en línea y al momento de verificar si su hijo está en la escuela asignada, los mismos no aparecen en lista. Mientras que Javier Santiago Torres, miembro de CUDEP y portavoz de la escuela David G. Farragut que a partir del 13 de agosto, deberá llevar a sus hijos a la Manuel A. Barreto y ya radicó una querella al Departamento de Salud, debido a las condiciones del comedor escolar y algunos salones de los grados elementales.

A una semana del inicio de clases según indica, el comedor escolar de la Barreto, es de espacio limitado y aún no tiene techo, ya que según se indica están en espera de los fondos de la Agencia Estatal Para el Manejo de Emergencias (FEMA). La matrícula que se espera en la Barreto sobrepasa los 500 estudiantes.
Por otra parte coinciden en que las escuelas están “abarrotadas” y ya no hay espacio para nuevas matrículas, incluso la escuela Elpidio H. Rivera tiene un cartel en sus portones de que no hay espacio para matricula. “Muchos estudiantes, se quedaran en el “limbo”, expresó María Cajigas Nieto, miembro de CUDEP y portavoz de la Escuela Barbarita Rodríguez en Mayagüez; ya que las escuelas están sumamente llenas. Es por esto que confía en que el DE reabra los planteles tan pronto se den cuenta de que necesitan más espacio.

Mientras que Norma Álvarez Ayala, miembro de CUDEP y portavoz de la Escuela Cuesta las Piedras en Mayagüez, quien es madre de una niña de Educación Especial expreso su preocupación ante la capacidad en la escuela, afectara el progreso de su hija. A su vez enfatizó que la niña debe tomar terapias individuales y que ese derecho le iba a ser violentado. La organización CUDEP ha sido clara en su mensaje de que continuaran manifestándose a favor de que reabran los portones de las escuelas de la región oeste, ya que entienden que debido al hacinamiento y falta de espacio en las escuelas el DE deberá de tomar cartas en el asunto.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.