Camuy cumple 213 años de fundación

El municipio de Camuy tiene su extensa historia, sus misterios y sus legados, por eso el historiador camuyano y profesor, José Sierra, se ha dedicado a plasmar los sucesos que han formado a este municipio. Sierra, escribió el libro “Camuy: notas para su historia” en donde se destaca la gesta camuyana, se explica la extensión territorial, las guerras entre iglesias por el territorio, las divisiones políticas y la geografía de sus barrios.
Según el profesor la extensión de terreno que comprende el Municipio de Camuy hoy día, no siempre ha sido así. Para el siglo XVII, la isla estaba dividida en dos partes: el Partido de San Juan y el Partido de San Germán. En aquel entonces, la línea divisora entre el Partido de San Juan y San Germán estaba dada en el área norte, por el Río Camuy; por lo que el terreno que comprende hoy Camuy pertenecía al Partido de San Germán.
Al fundarse el pueblo de San Antonio de la Tuna, hoy Isabela, el cual comprendía el espacio desde Aguadilla hasta Arecibo, el terreno que pasará a ser Camuy forma parte de dicho pueblo. No es hasta 1800 que comienzan a escucharse relatos de la intención de deslindar el Hato de Camuy, de la Tuna. Para el año 1807 se dice que el pueblo San José del Camuy queda oficialmente fundado. Los terrenos que originalmente comprendían el pueblo de Camuy iban desde el Río Guajataca hasta el nombrado Río Carrizal, por lo que se extendía desde lo que es hoy Quebradillas hasta Hatillo.
“Camuy era casi igual en tamaño del actual Arecibo. Luego de su fundación, Camuy no cuenta con casa consistorial, que esto era la alcaldía, iglesia, cementerio o carnicería. Para el 1812, Camuy contaba con una población de 1,013 habitantes de los cuales solamente nueve eran electores. tarde, en 1820, el cabildo seguía reuniéndose en ranchos. Como dato curioso, en una de esas reuniones, festejando la Constitución de la Monarquía Española, una de las personas lanza par de tiros de júbilo y el techo se incendia. Ocasionando que se destruyera el rancho constituido como “Alcaldía”. En aquel entonces, Camuy contaba con cinco barrios establecidos: Barrio Pueblo, Lleguadilla, Camuy Arriba, Quebradillas y Carrizales”, explicó el historiador.
Sin embargo, estos barrios no durarían mucho como estaban establecidos, pues en este mismo año comienzan una serie de problemas entre los habitantes del lado este del Río Camuy (Carrizales, ahora Hatillo) y Quebradillas, los cuales los lleva a separarse tras disputas.
“Los problemas con los barrios de Carrizales (Hatillo) y Quebradillas comienzan debido a una disputa en cuanto al lugar en donde sería erguida la iglesia de Camuy. La discusión era si la iglesia era construida en el actual territorio de Camuy (“las cortaderas”, como le decían), al este del Río Camuy (actual Hatillo) o al oeste de la Quebrada Bellaca (Quebradillas). Hay documentos que relatan que desde el 1820 ambos barrios, “…del Hatillo (a) Corazones” y “…Terranoba (a) Quebradillas” estaban guardando maderas para que se construyeran sus iglesias y que las mismas se estaban perdiendo por las lluvias, lo cual alimenta los sentimientos de desesperación”, agregó Sierra.
Esta disputa fue tanta, en particular con Hatillo Corazones, que se llevan documentos concernientes a la discordia entre los pueblos hasta la Diputación Provincial. Camuy estaba determinado a evitar que Hatillo se separara. Esta disputa toma par de años hasta que finalmente se llega a una resolución.
Para el año 1823, el gobernador le comunica a Camuy la autorización para la construcción de la iglesia en Parroquia. La iglesia celebra su primera misa el 7 de noviembre del 1823 y se la dedican a San José y a Nuestra Señora de los Dolores. Una vez le dan la autorización, los vecinos de Camuy descansan al saber que ya no deben temer pues la iglesia no será construida en Quebradillas o Hatillo. Debido a esto, se sientan las bases para el nacimiento de dos nuevos pueblos a partir del Hato de Camuy; llamados Quebradillas y Hatillo. No obstante, Camuy no desiste de sus intentos de volver a reincorporar a Hatillo en su jurisdicción, ya que más adelante se realiza un tipo de “Golpe de Estado” por parte de Camuy cuando sin consentimiento anexa al territorio hatillano nuevamente tras el fallecimiento de su alcalde. Acto, que obviamente, alimenta la tan llamada enemistad entre los vecinos pueblos.
En el libro “Camuy: notas para su historia” explica que en el año 1838 surge una propuesta que buscaba mover el casco urbano de Camuy. Esto, con argumentos que hablaban sobre el mal estado del pueblo y la condición deplorable de la iglesia. Se habla de mudarse a la zona entre el barrio Ciénega de Agua y Camuy Arriba donde se esperaba poder construir una mejor iglesia. Además, tenían planes de trasladar la madera del ayuntamiento, al igual que esperaban que los vecinos desmontaran sus casas y las volvieran a montar en la zona a la que se iban a mudar. Una mudanza así no era algo sencillo, pues en aquella época era esperado tener las sedes urbanas de los pueblos en cercanía a cuerpos de agua como lo son los ríos.
Camuy al ver los ejemplos de la Tuna, que se había mudado al nuevo sitio que llamaron Isabela, y el de Quebradillas, se alimenta la posibilidad de la movida debido a que ambos pueblos no tenían sus sedes urbanas cercanas a ríos. Es por eso por lo que la medida fue descartada y no tuvo éxito. Durante esta coyuntura, el pueblo de Camuy cuenta con casi todos sus barrios. Entre ellos estaban: Pueblo, Yeguada, Camuy Arriba, Ciénaga de Agua, Del Puente, Guajataca (ahora Cibao); más adelante, para el 1840 se consta de 3 barrios más: Zanja de Agua, Piedra Gorda, Puertos. Los últimos dos barrios en formarse fueron Abra Honda y Santiago.

Además de esta celebración, la próxima semana Camuy celebra sus símbolos en el que se destaca el himno, la bandera y su escudo. Recordamos con mucho orgullo sobre todo nuestra bandera, bordada por Doña Leyla López Rivera quien falleció este año

tarde, en 1820, el cabildo seguía reuniéndose en ranchos. Como dato curioso, en una de esas reuniones, festejando la Constitución de la Monarquía Española, una de las personas lanza un par de tiros de júbilo y el techo se incendia. Ocasionando que se destruyera el rancho constituido como “Alcaldía”. En aquel entonces, Camuy contaba con cinco barrios establecidos: Barrio Pueblo, Lleguadilla, Camuy Arriba, Quebradillas y Carrizales”, explicó el historiador.
Sin embargo, estos barrios no durarían mucho como estaban establecidos, pues en este mismo año comienzan una serie de problemas entre los habitantes del lado este del Río Camuy (Carrizales, ahora Hatillo) y Quebradillas, los cuales los lleva a separarse.
“Los problemas con los barrios de Carrizales (Hatillo) y Quebradillas comienzan debido a una disputa en cuanto al lugar en donde sería erguida la iglesia de Camuy. La discusión era si la iglesia era construida en el actual territorio de Camuy (“las cortaderas”, como le decían), al este del Río Camuy (actual Hatillo) o al oeste de la Quebrada Bellaca (Quebradillas). Hay documentos que relatan que desde el 1820 ambos barrios, “…del Hatillo (a) Corazones” y “…Terranoba (a) Quebradillas” estaban guardando maderas para que se construyeran sus iglesias y que las mismas se estaban perdiendo por las lluvias, lo cual alimenta los sentimientos de desesperación”, agregó Sierra.
Esta disputa fue tanta, en particular con Hatillo Corazones, que se llevan documentos concernientes a la discordia entre los pueblos hasta la Diputación Provincial. Camuy estaba determinado a evitar que Hatillo se separara. Esta disputa toma par de años hasta que finalmente se llega a una resolución.
Para el año 1823, el gobernador le comunica a Camuy la autorización para la construcción de la iglesia en Parroquia. La iglesia celebra su primera misa el 7 de noviembre del 1823 y se la dedican a San José y a Nuestra Señora de los Dolores. Una vez le dan la autorización, los vecinos de Camuy descansan al saber que ya no deben temer pues la iglesia no será construida en Quebradillas o Hatillo. Debido a esto, se sientan las bases para el nacimiento de dos nuevos pueblos a partir del Hato de Camuy; llamados Quebradillas y Hatillo. No obstante, Camuy no desiste de sus intentos de volver a reincorporar a Hatillo en su jurisdicción, ya que más adelante se realiza un tipo de “Golpe de Estado” por parte de Camuy cuando sin consentimiento anexa al territorio hatillano nuevamente tras el fallecimiento de su alcalde. Acto, que obviamente, alimenta la tan llamada enemistad entre los vecinos pueblos.
En el libro “Camuy: notas para su historia” explica que en el año 1838 surge una propuesta que buscaba mover el casco urbano de Camuy. Ésto, con argumentos que hablaban sobre el mal estado del pueblo y la condición deplorable de la iglesia. Se habla de mudarse a la zona entre el barrio Ciénega de Agua y Camuy Arriba donde se esperaba poder construir una mejor iglesia. Además, tenían planes de trasladar la madera del ayuntamiento, al igual que esperaban que los vecinos desmontaran sus casas y las volvieran a montar en la zona a la que se iban a mudar. Una mudanza así no era algo sencillo, pues en aquella época era esperado tener las sedes urbanas de los pueblos en cercanía a cuerpos de agua como lo son los ríos.
Camuy al ver los ejemplos de la Tuna, que se había mudado al nuevo sitio que llamaron Isabela, y el de Quebradillas, se alimenta la posibilidad de la movida debido a que ambos pueblos no tenían sus sedes urbanas cercanas a ríos. Es por eso por lo que la medida fue descartada y no tuvo éxito. Durante esta coyuntura, el pueblo de Camuy cuenta con casi todos sus barrios. Entre ellos estaban: Pueblo, Yeguada, Camuy Arriba, Ciénaga de Agua, Del Puente, Guajataca (ahora Cibao); más adelante, para el 1840 se consta de 3 barrios más: Zanja de Agua, Piedra Gorda, Puertos. Los últimos dos barrios en formarse fueron Abra Honda y Santiago.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

¿Cómo prevenir el cáncer de seno?

En Puerto Rico, el cáncer de seno es la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres y es el tipo de cáncer más […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: