Cambios en el presupuesto de Hatillo ante recortes del gobierno central

Por: Christian Irizarry Maysonet

La administración municipal de Hatillo se unió a sus vecinos alcaldes que han tenido que realizar una serie de ajustes presupuestarios para enfrentar las reducciones de ingresos impuestas por el gobierno central. Aunque las medidas varían de municipio a municipio, son muchos los alcaldes que han tenido que re barajar los renglones de gastos para poder garantizar los servicios esenciales y no afectar la calidad de vida de sus respectivos ciudadanos.

En el caso de Hatillo, aunque menores que en otros municipios, muchas de esas reducciones ya empezaron a implementarse. Según José ‘Chely’ Rodíguez Cruz, alcalde de Hatillo, “[el] municipio históricamente ha tenido una economía fuerte, más en las últimas décadas, pero siempre ha operado con superávit. Actualmente opera con superávit en el presupuesto”.

Sin embargo, el presente superávit del municipio no ha sido óbice para evitar recortes presupuestarios y una constante monitoria de las arcas municipales. “Hemos tenido que tomar determinaciones para ajustarnos a la nueva situación fiscal y económica, dónde por ejemplo, se nos ha impuesto el recorte a nuestro municipio de alrededor de $2 millones para este presupuesto 2017-2018, y el año que viene vendrán recortes adicionales de $2 millones o más, como parte de la reducción de $350 millones de los supuestos subsidios que le daban a los municipios”, añadió Rodríguez.

Según Rodríguez, parte de los cambios que se han hecho en los gastos municipales son “[r]ecortes del 10% en los contratos de servicios profesionales, recortes en actividades culturales, como por ejemplo las fiestas patronales se redujeron de 10 a 5 días, recortes en donativos en áreas que no son esenciales, como por ejemplo actividades deportivas, recreacionales, y culturales. Se han hecho recortes en áreas donativos de transportación para escuelas, giras y actividades que antes el municipio auspiciaba y que ahora entendemos que necesariamente son esenciales. Todo esto para poder atender los servicios básicos que son el recogido de basura, escombros, desperdicios sólidos, reciclaje, carreteras y nómina…”.

El alcalde expresó que por el momento no contempla el cobro por el recogido de la basura, ni otros servicios similares. “Nosotros tenemos un presupuesto donde ese renglón es sagrado. En una administración, en un gobierno municipal, no hay nada más imperativo que usted presupuestar el recogido y depósito de la basura”, expresó.

El municipio de Hatillo es uno de los municipios que se ha dedicado a explorar el modelo de las empresas municipales, aunque no están organizadas como un ente aparte, ni están estructuradas como una corporación municipal bajo la Ley de Corporaciones de Puerto Rico. Según Rodríguez las empresas del municipio se administran con empleados municipales, usan contabilidad aparte, pero no hay corporaciones creadas. “Nosotros tenemos varios. Tenemos este hotel Punta Maracayo y el complejo recreativo Punta Maracayo camping. Ambos, propiedad del municipio, administrado por empleados municipales; nos dejan ingresos, empleaos y servicios turísticos a la gente”, añadió.

Rodríguez culminó expresando que, “[e]n estos momentos hemos logrado enfrentar al recorte de $2 millones haciendo esos recortes, no obstante, el año que viene hay otro recorte de más dinero que este año, por eso seguimos vigilantes, siguiendo el presupuesto día a día, el flujo de ingresos y desembolsos para ver cómo vamos a enfrentar al próximo recorte”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *