BUSCAN PONER FIN A PROBLEMÁTICA DE CABALLOS REALENGOS EN SALINAS

Ante la falta de una solución definitiva de la administración municipal de Salinas, por el problema de caballos realengos que afecta a la ciudadanía, la Legisladora Municipal del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Litzy Alvarado Antonetty, sometió una ordenanza para prohibir la estadía y permanencia de equinos realengos, amarrados y/o pastando, dentro de los límites territoriales públicos y privados sin autorización.

La Legisladora Municipal y candidata a la alcaldía, explicó que actualmente no existe una ordenanza municipal que atienda de manera específica, planificada y completa el asunto de los caballos realengos.

“Ante la falta de una ordenanza municipal que atienda de manera específica, planificada y completa el asunto de los caballos realengos, hace más de un año propuse establecer una Comisión Especial que se reuniera con aquellas agencias, organizaciones o personas, incluyendo los caballistas, que tuvieran interés en aportar en el proceso. La alcaldesa decidió tomar acciones administrativamente, y es obvio que no ha dado resultado, ante la evidencia mostrada por residentes de varias comunidades y urbanizaciones de que el problema continua. Por eso sometí esta ordenanza”, dijo Alvarado Antonetty.

Según la legisladora, para redactar su propuesta, evaluó cómo otros municipios han manejado el asunto de los equinos.

“Por ejemplo, hicimos contacto con el Comisionado de la Policía Municipal de Santa Isabel, donde se puso en vigor este tipo de ordenanza el año pasado, y nos dijo que allá ha funcionado muy bien. ¿Por qué en Salinas no puede funcionar? ¿Por qué no aprovechamos la experiencia de otros municipios para implementar medidas iguales en nuestro pueblo? Hay que tener voluntad para resolver situaciones como esta”, añadió.

La Ordenanza presentada por la Legisladora del PIP faculta a la Policía Estatal, Policía Municipal o cualquier otra persona autorizada en ley, para incautar, entrar en posesión y transportar cualquier equino realengo, amarrado o pastando, que se encuentre en las áreas públicas y privadas, sin autorización, en la jurisdicción municipal de Salinas.

“El equino incautado será llevado a un Albergue de animales o Santuario municipal, estatal o privado, observando el fiel cumplimiento con el trato debido a los animales establecidos en la Ley 154, que es la que establece el Bienestar y la Protección de los Animales. Hay que atender el daño que se causa a la propiedad privada, la seguridad en las carreteras y la protección de los propios caballos”, enfatizó Alvarado.

Finalmente, la candidata a alcaldesa aseguró que seguirá tomando acciones para atender el asunto de los animales abandonados.

“Esta ordenanza es específica para los caballos, pero también hay que atender el asunto de los perros y gatos abandonados en nuestras calles. Es de conocimiento público la difícil situación con los perros abandonados o realengos. En todas las comunidades se pueden ver estos animalitos en grupos, algunos enfermos o en mal estado. Hace tiempo esto se ha convertido en un problema de seguridad tanto para los animales como para las personas. No podemos seguir dándole largas al asunto”, expresó Litzy Alvarado Antonetty.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

ANUNCIAN MÁS CASOS POSITIVOS A COVID-19 EN ALCALDÍA DE ARECIBO

El pasado 15 de julio de 2020 al descubrirse que un empleado dentro del municipio de Arecibo se contagió con COVID-19 y el alcalde negándose […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: